.

Miércoles Septiembre 28, 2016 08:04.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Ya anuncian otro paro docente en la Provincia

Los maestros piden reabrir la paritaria y el gobierno lo rechaza de plano. Horizonte de conflicto

La medida de acción directa fue la cuarta en el último mes y medio, y todo indica que no será la última. Es que el pedido central de los docentes, es decir, la reapertura de la paritaria para “recomponer el poder adquisitivo perdido a causa de la inflación”, choca contra la rotunda negativa del gobierno nacional y del bonaerense de abrir una instancia para renegociar el incremento de sueldos otorgado en febrero.

“No es necesario, porque la inflación bajó drásticamente y se está recuperando el salario”, indicaron en la víspera fuentes del gobierno central.

En tanto, en el ministerio de Educación de la Nación ratificaron que la paritaria salarial “no será reabierta” aunque “continuará el diálogo sobre condiciones laborales”.

La postura de los docentes es antagónica. Por caso, la presidenta de la Feb, Mirta Petrocini, aseveró que “este mes la inflación superó la suba salarial que se acordó en febrero” en la provincia de Buenos Aires, que fue del 34,6%.

Y añadió que “si no hay una inmediata reapertura de la paritaria los docentes estamos condenados a llegar a abril de 2017 con el mismo salario que percibimos hoy”.

En ese marco, fuentes cercanas a los sindicatos anticiparon que “si no hay respuestas se profundizará el plan de lucha”, y recordaron que “el Frente Gremial tiene aprobado un paro sin fecha”, medida que quedó en suspenso a raíz de la convocatoria de los gremios nacionales que se concretó ayer.

Las mismas fuentes apuntaron que “si la intransigencia del gobierno se prolonga, el fin de ciclo lectivo será conflictivo, pero más conflictiva será la negociación salarial con vistas al 2017”.

Adhesión

La huelga de ayer tuvo un acatamiento de “entre el 80 y el 90%” en territorio bonaerense, según un relevamiento de la Feb. Las autoridades del gobierno provincial no realizaron declaraciones.

A nivel nacional, de acuerdo a informes de distintas agencias, la huelga “también tuvo una adhesión alta en Córdoba, Santa Fe, Mendoza, San Juan, Misiones, Catamarca, La Rioja, Chubut y Neuquén”, entre otras provincias.

La movilización que acompañó al paro se realizó en pleno centro porteño y contó con la participación de alrededor de 30.000 personas, estimaron los organizadores.

La marcha cubrió el trayecto que separa el Congreso de la Nación del Palacio Sarmiento, sede de la cartera educativa.

Participaron afiliados a Ctera (Suteba en la Provincia), Dac (Feb en territorio bonaerense), Uda y Conadu Histórica (universitarios). Además marcharon los privados del Sadop y la Conadu, entidades que no convocaron a la huelga.

La coincidencia del paro docente con el de los estatales de Ate repercutió con mucha fuerza en nuestra región, pues ese gremio nuclea a una gran parte de los auxiliares (porteros).

Así las cosas, hubo muchas escuelas que directamente estuvieron sin actividad, a excepción de los directivos que se dedicaron a trabajar en sus despachos.

Se acerca otro paro

Como se dijo, en el horizonte cercano se va pintando un paisaje fuertemente conflictivo.

Con el Frente Gremial Bonaerense pensando en el día del paro que la organización aprobó “sin fecha” tiempo atrás, la posibilidad de otra huelga en todo el país también comenzó a tomar forma ayer mismo.

“Mientras se desarrolla con un 90% de acatamiento el paro nacional docente, el consejo directivo de la Unión Docentes Argentinos (Uda) se reunió esta tarde en la sede central del sindicato y consensuó realizar una nueva huelga de 24 horas” con fecha a definir, indicó la federación cegetista cerca de las ocho de la noche.

El secretario general de la entidad y secretario de Políticas Educativas de la CGT, Sergio Romero, calificó como “una falta de respeto hacia los trabajadores docentes y hacia toda la sociedad que el ministro (de Educación) Esteban Bullrich haga oídos sordos a los reclamos de la docencia y ni siquiera convoque a un espacio de diálogo”. “Esto demuestra la poca voluntad que tiene de resolver esta situación y de trabajar junto a los educadores”, remató. (El Día)