.
       
.

Jueves Marzo 2, 2017 07:22.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Vidal: fuerte mensaje a los docentes y llamado a un diálogo por seguridad

Pidió a los gremìos que discutan salarios “con los chicos en el aula” y volvió a cuestionar el paro

Una convocatoria a la oposición y al Poder Judicial a discutir políticas para combatir al delito y un fuerte mensaje a los docentes en medio de la pulseada con los gremios del sector. Esos fueron los ejes centrales del mensaje de apertura de sesiones ordinarias que la gobernadora María Eugenia Vidal brindó ayer ante la Asamblea Legislativa.

En el discurso, que se extendió por unos 55 minutos, Vidal hizo un repaso de su primer año de gestión al frente de la Provincia y brindó un claro gesto político al adelantar que se pondrá al frente de la campaña de Cambiemos en la Provincia de cara a las elecciones legislativas de octubre.

La visita de Vidal a la Legislatura se produjo en medio de un operativo de seguridad del que participaron unos 300 efectivos y guardias urbanos que interrumpieron el tránsito en las calles que rodean la manzana del edificio.

Poco antes de las 18, la mandataria hizo el tradicional cruce por Plaza San Martín desde la Gobernación hasta la Legislatura. Minutos más tarde, ingresó al recinto de la Cámara de Diputados, con los palcos colmados de invitados y simpatizantes de Cambiemos, para abrir el 145º período de sesiones.

No todo fue color de rosa. Los legisladores del peronismo la esperaron con carteles de respaldo a los docentes y otras consignas como la liberación de Milagro Sala. Desde esas bancas se mostraron también unas botas de lluvia, que exhibieron para reclamarle a Vidal que visite las zonas inundadas del norte provincial.

El discurso ante la Asamblea tuvo escasas referencias a la “herencia” recibida por su gobierno pero sí una abierta crítica a las políticas de sus antecesores del peronismo. “Esta provincia no soporta más el camino de los atajos y las avivadas. No soporta más la improvisación”, disparó Vidal. Y agregó, parafraseando su primer mensaje de apertura de sesiones a poco de asumir: “La Provincia todavía nos duele”.

Docentes

Como se anticipó, la gobernadora dedicó buena parte de su discurso al conflicto que mantiene con los gremios docentes y que ponen en duda el inicio del ciclo lectivo el próximo lunes, y les pidió debatir “pero con los chicos en las aulas”, agregando que los espera “con la realidad de la provincia sobre la mesa y la intencionalidad política afuera”.

En este sentido, Vidal afirmó que “el paro docente no es contra Vidal o contra Macri, sino contra los chicos”.

“Estamos dispuestos a dar una pelea más profunda que una paritaria. Discutamos lo que haya que discutir pero con los chicos en las aulas”, sostuvo.

Agregó: “A los dirigentes gremiales les digo, con humildad y respeto, que el camino que eligieron hace unos días no es el mejor”.

Como hicieron varios miembros de su gabinete en las últimas semanas, Vidal apuntó a vincular a parte de la dirigencia gremial docente con la militancia kirchnerista. “No es fácil sostener un diálogo cuando la intencionalidad de algunos no es clara. Declararon un paro cuando todavía faltaban diez días para el comienzo de clases. Fue una decisión arbitraria”, dijo.

Además, y en lo que fue el principal anuncio de su discurso de ayer, Vidal adelantó que realizará una amplia convocatoria a las “distintas fuerzas políticas” y sectores de la Justicia “a un diálogo social” para consensuar propuestas en materia de seguridad.

En ese contexto, indicó que “en los próximos días” convocará a “un diálogo social por la inseguridad”, a “una conversación amplia y profunda”, para “consensuar metas que podamos cumplir”, y según detalló invitará a distintas fuerzas políticas, miembros de la Justicia y también -dijo- “vamos a sumar a las iglesias, a las organizaciones sociales y vecinales”.

En ese marco, la mandataria hizo referencia a las fuerzas de seguridad y reconoció que en la Policía bonaerense “hay sectores que son parte de un sistema de corrupción y hay que apartarlos”. Recordó, en tanto, que desde que asumió, su gobierno ya separó a 3.700 miembros de la fuerza y que se detuvieron a 311 a partir de las investigaciones impulsadas.

“Estamos peleando contra las mafias y la corrupción. No peleo por ninguna candidatura, ni por hacerme rica, ni por un Gobierno: peleo por vos, por tu mamá, por tu papá, por tus hijos, tus hermanos y tus sueños”, afirmó.

Obras y fondos

Buena parte del discurso de Vidal estuvo enfocada en un repaso de las obras finalizadas en lo que va de gestión, como la denominada Ruta del Cereal, y un repaso por los proyectos que se pondrán en marcha este año.

En concreto, Vidal dijo que en 2017 su administración motorizará mil proyectos de obra pública que generarán 50 mil puestos de trabajo “de calidad”. Y anunció un plan de obras en infraestructura en 27 hospitales y más de 2.500 kilómetros en obras en distintos corredores viales.

En ese marco, dijo que una de sus prioridades es obtener los recursos que le corresponden a la provincia por coparticipación “Nos estamos ocupando de la enorme deuda que nuestra provincia tiene con su gente porque los vecinos no reciben desde hace años un trato equitativo, porque hubo una pelea que nunca se dio: el Fondo del Conurbano”, dijo.

Agregó que otros gobernadores “decidieron callarse respecto de este tema y muchos presidentes anteriores también. Nosotros no. Decidimos ir a la Corte y reclamar lo que es nuestro. La Provincia de Buenos Aires es la que más aporta al PBI de la Argentina y la que menos recibe. No se trata de más fondos o menos fondos. Se trata de lo que nos corresponde por derecho”.

Vidal admitió que muchos bonaerenses “tuvieron un año difícil y todavía no vieron los resultados que esperamos”, aunque les pidió que “persistan y me acompañen con su voto” en las elecciones legislativas de este año. (El Día)

 

 

.