Martes Mayo 7, 2019.- Rusia

Un rayo causa la tragedia aérea

Lo confirmó el comandante Denis Evdokimov

Un rayo fue el responsable del trágico aterrizaje de emergencia del Superjet-100 que se incendió el pasado domingo en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú, causando 41 muertos de las 78 personas que viajaban a bordo del avión de la compañía Aeroflot.

Así lo afirmó el comandante Denis Evdokimov, según el cual el rayo golpeó a la nave interrumpiendo las comunicaciones de radio y activando el régimen de pilotaje manual. Incluso algunos pasajeros y una azafata hablan de relámpagos en sus testimonios. Pero lo que transformó en un bola de fuego al avión de Aeroflot parece que fue el violento impacto con el suelo en el momento del aterrizaje de emergencia, efectuado con tanques llenos de combustible.

Los cuerpos sin vida de las 41 víctimas fueron recuperados.

Entre ellos hubo al menos dos niños. Los heridos son nueve, tre de ellos en "condiciones críticas".

El balance hubiera sido aún más serio sin la valiente intervención del personal de vuelo: profesionales como auxiliar de vuelo Maksim Moiseyev, quien murió a los 22 años tratando de salvar a la mayor cantidad de personas posible, y la azafata Tatyana Kasatkina, quien dijo haber "empujado a los pasajeros por el tobogán inflable" para acelerar la evacuación.

Según Aeroflot, los sobrevivientes abandonaron la aeronave en solo 55 segundos, mucho menos que los "normales 90 segundos".

Pero hay quienes denuncian que la evacuación fue retrasada por algunos pasajeros que tomaban sus maletas de los portaequipajes.

La dinámica del accidente aún no es del todo clara y las causas exactas del desastre siguen siendo desconocidas.

Los investigadores no han comentado sobre la hipótesis del rayo.

"Partimos y entramos en un banco de nubes, fue una fuerte granizada, escuchamos un estallido y vimos un resplandor, como de electricidad", recordó la azafata Tatyana Kasatkina.

Sin embargo, los aviones modernos están construidos para resistir rayos. Aeroflot se limitó a declarar simplemente que se trataron de "razones técnicas" no especificadas las que obligaron al Superjet-100 a aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Moscú Sheremétievo, desde donde despegó aproximadamente media hora antes de dirigirse a Murmansk.

Según la agencia de noticias Interfax, un primer intento de aterrizaje no habría tenido éxito y en el segundo el aparato habría golpeado violentamente la pista incendiándose.

La TV estatal Russia Today publicó un video en el que es descrito cómo el avión del accidente se prende fuego aterrizando.

En la filmación, el jet rebota en la pista y vuelve a golpear bruscamente la tierra. Después del segundo impacto el aparato se incendia en la zona de la cola. Tal vez porque el tren de aterrizaje cedió. Alguno hipotiza que los fragmentos terminaron en uno de los motores provocando el incendio. "El avión saltaba como un saltamontes", contó un testigo. En poco tiempo las llamas devoraron la nave, de la cual salía una enorme columna de humo negro.

Los investigadores por ahora no se comprometen a afirmar nada. Sostienen que evalúan varias hipótesis: un error humano, un desperfecto y el mal tiempo. Ambas cajas negras fueron recuperadas. Quizás esto ayude a sacar a la luz los motivos del desastre. Sin embargo, las autoridades de Moscú aseguran que no hay razón para dejar en tierra al Superjet-100, los aviones de Sukhoi y, por lo tanto, hechos en Rusia. (ANSA).