.

Lunes Junio 5, 2017 07:04.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Una policía de La Plata fue baleada en la cara durante un enfrentamiento

Anoche su estado era delicado. El hecho ocurrió en 23 y 35. Hay un detenido, que tenía libertad asistida

Alicia Arce es una subteniente del Comando de Patrulla La Plata, que ayer fue a cubrir una denuncia de robo en una vivienda de la calle 23 Nº 164, entre 35 y 36.

Cuando llegó al lugar, junto a un compañero de la fuerza, se encontró con dos ladrones saliendo de la propiedad. Ahí se produjo un intercambio de disparos, uno de los cuales le pegó en la mandíbula, recorrió su cuello destrozándole la traquea, para quedar alojado detrás de un pulmón.

Según confiaron ayer fuentes de la investigación, la agente llegó al Hospital Italiano en paro cardíaco, pero lograron reanimarla.

Después empezó todo el protocolo médico, que abarcó una infinidad de estudios y hasta una intervención quirúrgica de urgencia.

Al cierre de esta edición, agregaron los voceros consultados, su estado seguía siendo delicado.

El robo

Luego de sorprender a uno de los integrantes de la familia en la puerta de su casa, minutos antes de las nueve de la mañana, los asaltantes le pegaron un culatazo a una vecina, Filomena Di Marco (62); empujaron a su esposo, Miguel Angel Testa (66), que está con muletas; y también amenazaron a la hermana de la mujer, María Dominga Di Marco (70), agregaron los mismos voceros.

Se supo que los delincuentes, que pedían la plata de una caja fuerte, se movilizaban en una motocicleta, que habría sido robada a un albañil en Melchor Romero y que quedó tirada en la escena.

De los autores del brutal ataque, hay uno detenido, cuya identidad resultó muy conocida entre los investigadores: Pablo José Riquelme (34), quien contaba con una libertad asistida desde el pasado 23 de mayo en una causa por “tentativa de homicidio”, a disposición del Tribunal V de La Plata.

El acusado, que también resultó herido de bala en un hombro y una pierna, tuvo que ser derivado para su atención al hospital San Martín, aunque se encuentra fuera de peligro.

Se supo que, mientras su cómplice -que estaría identificado- alcanzó a escapar, al verse rodeado por la aparición de otros efectivos, gritó “ya está, ya fue. Me entrego” y tiró una pistola 9 milímetros a la vereda, muy cerca de donde había caído Arce malherida. (El Día)