Miércoles Marzo 30, 2016 20:39.- Argentina, Buenos Aires, San Martín, José León Suárez

Un muerto, un policía herido y dos escopetas policiales desaparecidas fue el saldo de un enfrentamiento armado en los fondos de la Villa La Cárcova

José León Suárez (Mi Periódico)- --Sucedió ayer por la noche, pasadas las 23:30, cuando personal del Comando de Prevención Comunitaria -CPC- San Martín, ingresó a la denominada Villa La Cárcova en busca de una motocicleta robada minutos antes a un repartidor de pizza.

Los uniformados entraron por la calle en 1ro. de Mayo, y al llegar al fondo del barrio, cerca de la calle Libertad, se toparon con cinco sujetos que se encontraban a bordo de dos motocicletas; una de ellas de similares características a la sustraída minutos antes al repartidor por dos delincuentes armados.

En ese momento, al advertir la llegada del móvil policial, los sujetos descendieron de las motos y comenzaron a disparar contra los policías, que respondieron del mismo modo. A consecuencia del tiroteo, un subteniente recibió un balazo en la pierna izquierda, mientras uno de los sujetos que habría participado en el ataque cayó al piso gravemente herido. Los demás lograron escapar.

Los heridos fueron llevados de urgencia al Centro de Salud Dr. Luis Agote, ubicado en uno de los lados de la comisaría local. El joven (27) murió a raíz de las graves heridas recibidas mientras era derivado al Hospital Municipal Dr. Diego Thompson. El policía, en tanto, fue asistido, derivado a un nosocomio de la zona de San Martín centro, y está fuera de peligro.

Una pistola calibre 9 mm, con numeración suprimida, fue secuestrada en el lugar del enfrentamiento armado, junto a las dos motocicletas que quedaron abandonadas: una Zanella 150, de color negra, robada al repartidor de pizza, y, la otra, una motocicleta Honda Invicta 150, de color azul, que también había sido sustraída en la zona de José León Suárez el 9 de marzo.

Pero la cosa no terminó ahí. En la confusión que originó el enfrentamiento armado, dos escopetas calibre 12/70, pertenecientes a la policía, marca Remington y Mossberg, que, aparentemente, habían quedado dentro de los patrulleros que llegaron de apoyo durante la persecución que se generó por los pasillos del barrio luego del tiroteo, desaparecieron.

Intervienen la Comisaría San Martín 4ta. -José León Suárez- y la Unidad Funcional de Instrucción 3, del Departamento Judicial de San Martín, que caratuló el hecho como "Homicidio, Robo Calificado y Lesiones." AMPLIAREMOS