Domingo Julio 30, 20'17 09:37.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Termina la feria judicial y se cierra el cerco sobre Cartasegna

La Fiscalía de Estado será parte en la causa más grave que enfrenta el ex titular de la UFI 4

Cuando termine la feria judicial de invierno la justicia penal platense comenzará a definir el rumbo de las diversas causas que tramitan varias Unidades Funcionales de Investigación y que tienen como imputado al fiscal Fernando Cartasegna, quien sigue internado en un neuropsiquiátrico cercano a las oficinas del Servicio Penitenciario Bonaerense. Mientras tanto avanza el proceso de jury en su contra, lo que abrirá la puerta a su indagatoria por la presunta comisión de distintos delitos.

El panorama para Cartasegna es complejo, tanto como el entramado de causas que se abrieron a partir de los primeros días de mayo, con las amenazas y ataques que él mismo denunció y que lo pusieron en bajo la lupa de una investigación que se le volvió en contra.

Es que, con el avance de las medidas de prueba ordenadas, aquellas intimidaciones tienen “cada vez tienen menos asidero”, reconocen en los tribunales.

En esas causas Cartasegna se había presentado como particular damnificado con el patrocinio del abogado Julio Beley, rol que es hoy seriamente cuestionado por la sospecha de que habría inventado las amenazas y ataques. Esa instrucción está a cargo de las fiscales Betina Lacki y Ana Medina.

En las últimas horas se supo que la Fiscalía de Estado se presentó como particular damnificado en las causas que se le siguen a Cartasegna por diversas irregularidades y posibles delitos en la UFI 4, que tenía a su cargo.

Por estas últimas causas hay una serie de nuevas denuncias que están siendo centralizadas en la fiscalía Número 11, a cargo de Alvaro Garganta y se afianza la chance de que todas las investigaciones que tienen en el centro de la escena a Cartasegna quedarán en la esa misma UFI.

En tanto, la semana pasada se conocieron datos de los peritajes que hicieron expertos de Gendarmería Nacional, entre ellos los estudios psicológicos y psiquiátricos practicados al ex titular de la UFI 4, que “no detectaron en él ninguna patología”, según aportaron fuentes judiciales.

Otro informe tiene que ver con el resultado del análisis de la computadora de Cartasegna, según el cual desde ese CPU buscaron fotos suyas y de su par Alberto Nisman, asesinado en 2015 después de denunciar a la ex presidenta Cristina Kirchner.

Esa circunstancia podría resultar casi irrelevante si no fuera porque imágenes como esas se veían en los afiches intimidatorios que aparecieron en los tribunales platenses, como prólogo de todo este escándalo.

Cebe señalar que Cartasegna ya había sido imputado por el delito de falso testimonio tras el peritaje que confirmó que esos afiches salieron de una impresora instalada en la UFI 4. Y, con el nuevo informe, se desprendería que la orden de impresión se ejecutó desde la computadora del supuesto blanco de las amenazas.

Esta causa la instruyen las fiscales Medina y Lacki, que investigan el ataque que Cartasegna dijo haber sufrido entre el 29 de abril y el 3 de mayo último, que incluyó una presunta tentativa de homicidio.

El objetivo es indagar a Cartasegna, pero para llegar a esa instancia primero deberá expedirse el Jurado de Enjuiciamiento.

Precisamente, el 14 de julio pasado el procurador bonaerense Julio Conte Grand pidió el jury a Cartasegna por los presuntos delitos cometidos en su función y solicitó además que, una vez iniciado el proceso, se lo aparte preventivamente del cargo. (El Día)