Lunes Febrero 18, 2019.- Argentina | Mar del Plata

Supermercado Toledo: "No llegamos a junio"

La cadena marplatense cumplió 54 años. Pero su dueño, Antonio Toledo, advirtió que está "en una situación límite" debido a la presión tributaria.

 

La crisis económica generó una caída del consumo que tiene fuerte impacto en el sector supermercadista. Los problemas alcanzaron ahora a la cadena marplatense Toledo, cuyo dueño fue muy directo al trazar un diagnóstico de la situación: “Esto no da para más”, dijo. Y advirtió: “No sé si llegaremos a mayo o junio”.

Así de contundente fueron las declaraciones del empresario Antonio Toledo durante una entrevista con el programa El Locutorio de Telemax. Sus misiles apuntaron a la carga fiscal: “Llevamos 54 años como supermercadistas y llega el momento de tirar la llave por la ventana y que siga otro. No podemos aguantar la presión tributaria, la de los impuestos. Es tremendo. Hago mal en decirlo, pero ya lo he dicho: no da para más”, detalló.

La empresa marplatense emplea a casi 2.000 personas e indirectamente genera trabajo a casi 10.000 y a la par afronta diversos inconvenientes de tipo gremial, recientemente la Justicia falló a favor de un grupo de extrabajadores para que sean reincorporados a sus funciones.

Toledo también se refirió a “lo municipal” y a “los gremios que son los dueños de las empresas”. “Estamos llegando a un límite y estamos en febrero”, advirtió.

Lo cierto es que la situación que describe Toledo se extiende a muchas otras empresas del rubro porque hoy las principales cadenas de supermercados deben hacerle frente no sólo a la caída del consumo sino también a la suba de impuestos y cargas fiscales.

Un pequeño recuento revela que en el último año Carrefour llevó adelante un fuerte proceso de ajuste con cierras de tienda y múltiples despidos; WalMart por su parte bajó la persiana de su sucursal ubicada en el shopping DOT y de 12 de sus tiendas de proximidad; DIA es víctima de una crisis global y se debate el futuro de su operación local; y Cencosud (Jumbo, Disco y Vea) informó que a agosto pasado sus ventas en Argentina habían caído 14%. En todos estos casos también influye negativamente que se trata de firmas de capitales extranjeros y el impacto de la fuerte devaluación del peso también complicó sus balances. (ámbito)