.
       
.

Miércoles Diciembre 21, 2016 08:21.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Se juega en tensa negociación el Presupuesto y los impuestos

Cambiemos busca contra reloj los votos del peronismo para aprobar las leyes en las sesiones de hoy

El Senado bonaerense se convirtió ayer en escenario de extensas reuniones que sentaron a una misma mesa a intendentes y legisladores de todos los sectores del peronismo bonaerense. El Salón de los Escudos fue el epicentro de varios encuentros en los que se buscó unificar una postura de cara a las negociaciones abiertas con el gobierno de María Eugenia Vidal y Cambiemos en torno al Presupuesto y la Ley Impositiva 2017.

El oficialismo busca sancionar los proyectos en las sesiones convocadas para hoy en el Senado (a partir de las 11) y en la Cámara de Diputados (a las 15). Para eso, necesita el acompañamiento de al menos un sector del peronismo, ya que con los votos de sus aliados del Frente Renovador y de bloques minoritarios no llega a sumar los dos tercios necesarios en ninguna de las dos cámaras.

Además, en la agenda legislativa está pendiente el tratamiento del pliego de Julio Conte Grand para la Procuración, la designación del nuevo Defensor del Pueblo y el recambio de autoridades en Diputados, todas cuestiones que quedaron en medio de la puja con la oposición y que deberán ser resueltas hoy.

Parado como el actor clave en las negociaciones, el peronismo buscó ejercer presión para quedarse con sillones claves, como la vicepresidencia de Diputados, que finalmente será para el massismo.

La “rosca”, que se extendió hasta entrada la noche, parecía encaminada a un acuerdo con el oficialismo.

Acuerdo en puerta

Aunque con diferencias entre las distintas corrientes en que quedó dividido, en el peronismo prevalecía la postura de prestar los votos para que Vidal cuente con el Presupuesto y la Ley Impositiva luego de haber logrado imponer modificaciones a los proyectos, como una sensible baja en el nivel de endeudamiento (que originalmente era de más de 90 mil millones de pesos y que quedaría en unos 52 mil millones), además de la creación de un fondo para obras en los municipios por unos 8.500 millones de pesos.

En ese marco, además, los legisladores que responden al Grupo Esmeralda acompañarían las normas en virtud del acuerdo para que un dirigente de ese sector, el ex sciolista Guido Lorenzino, sea designado al frente de la Defensoría del Pueblo bonaerense.

El proyecto de Presupuesto enviado por Vidal prevé gastos por 520 mil millones de pesos e incluye una partida para atender un aumento salarial promedio del 17% para los empleados estatales.

Para inversión en obras, se destinarán unos 43.800 millones de pesos, un 70% más de lo proyectado para este año.

En materia impositiva, se contempla un aumento del 36% en los impuestos Inmobiliario Urbano y Rural. Además, subirá del 1 al 3% el impuesto a los Sellos para la compra de autos cero kilómetro.

En Ingresos Brutos, se reducirá la presión fiscal sobre los comerciantes que facturen hasta 1,3 millones de pesos al año.

Además, se elevará el monto que se le cobra a los Bingos y salas de juego de la Provincia en concepto de este tributo. (El Día)