Sábado Mayo 4, 2019.- EE. UU.

Otro incidente de un Boeing

Sólo algunos lesionados. A bordo militares y familia de soldados

Un Boeing 737 terminó hoy fuera de la pista en Jacksonville, La Florida, Estados Unidos, y derrapó hacia un río vecino, el San Juan, causando lesiones menores en algunos de los pasajeros. La aeronave provenía de la base de Guantánamo, en Cuba, y contaba con 136 personas a bordo, incluidos los pasajeros y la tripulación.

El avión, arrendado por el Departamento de Defensa, fue operado por la compañía Miami Air International, una aerolínea charter que vuela desde Guantánamo a las bases en Jacksonville y Norfolk, Virginia.

Sus vuelos suelen albergar soldados que se trasladan de una base a otra y miembros de sus familias.

El alivio llegó de inmediato, pues rápidamente se rescató a las personas a bordo, aunque todavía se está en el trabajo tratando de contener el derrame de combustible en el río.

El accidente pudo haber sido causado por las malas condiciones climáticas, pero aún se desconocen las causas precisas.

Para Boeing es un nuevo problema, después de que una seguidilla de incidentes y accidentes forzaran a dejar toda la flota de los 737 Max en tierra. El gigante de la aviación dice estar al tanto del nuevo incidente y estar en el trabajo de recolectar toda la información necesaria sobre el accidente.

La Casa Blanca también fue informada del percance y, según el alcalde de Jacksonville, Lenny Curry, ofreció su ayuda.

"Se entendió que había problemas. Las mascarillas de oxígeno cayeron. Pero todos a bordo estuvieron relativamente tranquilos, gracias también a la profesionalidad de la tripulación", dijo Cheryl Bormann, una de las pasajeras del avión que terminó en el río, y habló por teléfono con la cadena CNN. "No sabíamos si habíamos terminado en un río o en el océano.

Fue tremendo", agregó Bormann, evidentemente sacudida por el incidente.

Los pasajeros rescatados y no heridos se encuentran actualmente en un hangar de la estación Aérea Naval en Jacksonville. (ANSA).