.
       
.

Miércoles Julio 25, 2018 18:27.- Internacional | Europa

Ryanair acentúa amenazas de despidos, al iniciarse nueva huelga

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair anunció un recorte de la flota de aviones en su país y posibles despidos, coincidiendo con el inicio de una huelga de dos días de su personal de cabina, que obligó este miércoles a cancelar 300 vuelos en varios países de Europa.

La flota de Ryanair en Dublín pasará este invierno de los 30 aviones actuales a 24, lo que podría suponer la supresión de 100 puestos de pilotos y de 200 auxiliares de vuelo, anunció la empresa en un comunicado.

La compañía materializa así sus amenazas, tras advertir el lunes, coincidiendo con una caída de su beneficio trimestral, que las huelgas podrían obligar a recortar sus previsiones de tráfico invernal, con la consiguiente supresión de empleos.

Al tiempo que recorta en Irlanda, el grupo ha decidido "destinar más aviones a los mercados en los que experimentamos un fuerte crecimiento", como Polonia, explicó el director de operaciones, Peter Bellew.

"No dejan de amenazar, no dejan de sorprender, no dejan de cruzar líneas rojas", protestó en Madrid el portavoz del sindicato USO para el sector aéreo, Ernesto Iglesias.

- Huelga en cuatro países europeos -

El anuncio del grupo encabezado por Michael O'Leary coincide con el inicio este miércoles de un paro de dos días de azafatas y azafatos en España, Portugal, Bélgica e Italia.

Los sindicatos quieren que la aerolínea conceda a sus trabajadores externos las mismas condiciones que a sus propios empleados. También piden que el personal de Ryanair trabaje conforme a la legislación laboral del país donde labora, y no la de Irlanda, como es el caso actualmente.

La huelga ha obligado a cancelar un total de 600 vuelos y afectado a 100.000 pasajeros, que o bien recibieron un reembolso o fueron recolocados en otros vuelos.

Aparte de esas anulaciones preventivas, "todos los vuelos operarán con normalidad en el día de hoy", precisó Ryanair en Twitter.

En España, el país más afectado con unos 400 vuelos cancelados este miércoles y jueves, la huelga estaba desarrollándose "sin incidentes", dijo el sindicato USO.

El paro no estaba generando perturbaciones importantes, porque el gobierno había impuesto a la aerolínea servicios mínimos, explicó Ernesto Iglesias. Así, los vuelos cancelados son los que Ryanair suprimió preventivamente la semana pasada.

En el aeropuerto de Madrid-Barajas, la AFP constató que los huelguistas repartían a los turistas pasquines en español e inglés con sus reivindicaciones.

En El Prat de Barcelona, el ambiente era tranquilo, ya que se había avisado de las anulaciones la semana pasada, aunque algunos empleados fueron a protestar.

"No tenemos contratos de aquí, con lo que estamos desprotegidos y nos pueden hacer lo que quieran", explicó a AFP R.M., una azafata de 22 años que no quiere ser identificada por miedo a represalias.

Su compañera, R.A., de 26 años, se queja de que cobran por horas de vuelo, pero no por el tiempo empleado en desplazamientos, el embarque o eventuales retrasos.

"Y si nos tenemos que coger una baja por salud, tampoco cobramos, porque no acumulamos horas de vuelo", añadió.

A la luz de las amenazas de la dirección, los sindicatos recordaron que la empresa difícilmente puede prescindir de toda su actividad en España, segundo destino turístico del mundo.

- Una pugna de años con los sindicatos -

En Bélgica, el 80% del personal de cabina vinculado al aeropuerto de Bruselas observaba el paro, según el sindicato CNE, que teme que la empresa "reviente la huelga". El sindicato denunció que para asegurar un vuelo entre Bruselas y Berlín se recurrió a personal alemán, aprovechando que Alemania no está afectada por la huelga.

En Portugal fueron anulados un tercio de los vuelos inicialmente previstos este miércoles. Varios inspectores de trabajo estaban presentes en distintos aeropuertos para asegurarse de que Ryanair no recurre a trabajadores de otras bases europeas y reemplaza así a los huelguistas.

En Italia, donde Ryanair reconoció en junio a un sindicato de tripulación de cabina, la aerolínea dio parte de anulaciones, aunque sin precisar cuántas.

El sindicato italiano Uiltrasporti se congratuló en un comunicado por la "muy alta participación" en la huelga. "A la vista de los resultados extraordinarios de la huelga, renovamos nuestro llamado al diálogo para evitar nuevas protestas".

Las huelgas se han multiplicado últimamente en Ryanair, tras haber sido mucho tiempo inexistentes en esta empresa de 33 años de antigüedad.

Ryanair se negó durante muchos años a reconocer a los sindicatos, pero a finales del año pasado dio un giro de 180 grados, abriendo negociaciones en este sentido. Desde entonces se han cerrado varios acuerdos, aunque las negociaciones siguen siendo difíciles en varios países. (AFP)