Domingo Enero 27, 2019.- América Latina | Venezuela

Maduro pide apoyo militar

Guaidó exige a la Fanb "no disparar ni reprimir" a manifestantes

El presidente de Venezuela en ejercicio, Nicolás Maduro, exigió hoy a los militares estar "rodilla en tierra" para derrotar el "golpe de Estado" que ejecuta contra el país Estados Unidos.

En tanto el mandatario interino designado por la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, ordenó a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) "no disparar ni reprimir" a los venezolanos que salen a las calles a protestar contra "el usurpador", en alusión a Maduro.

Ambos pronunciamientos colocaron al sector militar en el centro del enfrentamiento entre los poderes Ejecutivo y Legislativo, y marcan un nuevo capítulo en la crisis política que está al rojo vivo en Venezuela.

"El imperio estadounidense ha decretado un plan para intervenir Venezuela, con los caballos de Troya, con los traidores, con los quinta columnas de la derecha extremista", alertó Maduro durante la supervisión de los ejercicios militares desde la Base Naval en Puerto Cabello, estado Carabobo, el centro del país.

El mandatario dijo que "han pretendido un golpe de estado, suplantar el Estado fuera de la Constitución, burlándose de un país entero bajo el dominio, la subordinación del gobierno imperialista de Donald Trump". Además, advirtió que "estamos iniciando una jornada de batalla por el poder militar y la verdad de Venezuela" y pidió a los militares "sacar fuerza, moral y defender la patria" "Estamos haciendo ejercicios para acoplar toda la capacidad organizativa, comunicacional, operativa, todo el sistema de armas, toda la capacidad de movilización cívico-militar para defender nuestras tierras, mares, cielos, para defender a Venezuela", afirmó.

En este sentido los instó a prepararse para demostrar del 10 al 15 de febrero próximo que "somos los mejores (...) y que estamos prestos para defender la patria en cualquier circunstancia".

Más temprano Maduro también estuvo en el fuerte Paramacay, en la misma entidad, donde exigió a los uniformados "unión, disciplina y cohesión" para derrotar el actual "intento de golpe de Estado".

"¡Traidores nunca, leales siempre!", arengó tras asegurar que el "golpe de Estado imperialista" busca "imponer un gobierno títere" en la figura de Guaidó, quien por su parte no reconoce el segundo mandato de seis años de Maduro.

Guaidó se juramentó presidente interino con el respaldo de Estados Unidos y otros países, el pasado 23 de enero acentuando más el conflicto político venezolano.

"Soldado venezolano, te hablo a ti. Es el momento de ponerse del lado de la Constitución, no es el momento del miedo", dijo Guaidó en una plaza al este de Caracas "Te doy una orden, soldado venezolano, no dispares al pueblo, no reprimas las manifestaciones pacíficas", pidió.

El apoyo de los militares a Maduro es crucial y también lo sabe bien Guaidó, quien dio la bienvenida al coronel rebelde, José Luis Silva Silva, y lanzó un llamamiento a todos los soldados para "no reprimir las protestas pacíficas" porque tienen "una gran responsabilidad en este momento".

Y mientras asegura que los asesinatos de "inocente" no quedará impune, reafirmó su compromiso a otorgar una amnistía a quienes "se pusieron del lado de la Constitución", incluidos los cientos de presos políticos "torturados" por el régimen.

Guaidó, que también le había ofrecido la amnistía a Maduro, en un intento una reconciliación nacional, por su parte continuó tejiendo su lienzo para llegar a nuevas elecciones lo antes posible, iniciando contactos con funcionarios del gobierno.

El líder opositor al mismo tiempo criticó al gobierno que ha usado a las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) "para intimidar, generar miedo y masacrar" a los manifestantes.

"Hago un llamado a Michel Bachelet (Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU) que vea el carácter pacífico de las manifestaciones y como asesinan a nuestros jóvenes", expresó.

Asimismo, afirmó que esos asesinatos "no quedarán impunes" y recordó que "la represión y la tortura no son eximidos en la Ley de Amnistía", que este domingo fue llevada por pequeños grupos opositores a las alcabalas cuarteles del país.

"No va a quedar impune el asesinato de tantos jóvenes y ciudadanos. La Amnistía es para que se pongan del lado de la Constitución, no para que el FAES asesine jóvenes", enfatizó.

La tensión en Venezuela sigue estando en lo más alto en las preocupaciones del Papa, que desde Panamá expresó la esperanza de "una solución de la crisis respetando los derechos de los seres humanos y buscando el bienestar de todos los ciudadanos". (ANSA).