Martes Febrero 19, 2019.- Francia | París

Murió Karl Lagerfeld, director artístico de Chanel

Karl Otto Lagerfeld, el estilista alemán que le puso su sello a dos prestigiosas casas de moda -la francesa Chanel y la italiana Fendi- falleció hoy a los 85 años: había nacido en Hamburgo el 10 de septiembre de 1933, según las fuentes más acreditadas, aunque su año de nacimiento sigue siendo un misterio.

"Amo considerarme un freelance. Esta palabra es la unión de 'free', libre como siempre quise ser, y 'lance', que recuerda la palabra francesa 'lancé', como se había definido en su momento una buscada cortesana. Yo me siento libre y mercenario".

En esta declaración se encierra la esencia del espíritu de Lagerfeld, que dejó un sello inconfundible en las firmas que dirigió.

Fue inamovible, insustituible, totalizador para las marcas que diseñó y de cuya imagen se ocupó globalmente, también cuidado sus campañas publicitarias como fotógrafo y realizador.

No es casualidad que lo hayan apodado "el Kaiser".

En realidad, Lagerfeld logró en su larga carrera hacer de su nombre una marca independiente que colaboró con varias casas de moda, no solo Fendi y Chanel, sino también Chloé. Tuvo una etiqueta propia y pese al éxito no desdeñó la colaboración con los colosos del "low cost": para H&M firmó en 2001 una colección de edición limitada que se agotó en dos días.

Desde 2010 firmó por cuatro temporadas las colecciones de Hogan, para la cual repensó los modelos clásicos de la marca, sneakers y ballerinas. En 2006 lanzó una colección informal hombre-mujer, K Karl Lagerfeld, que incluía camisetas y blue jeans. Nacido de Christian y Elisabeth Lagerfeld en Hamburgo, era hijo único. Su padre era socio de un banco de negocios sueco que hizo fortuna introduciendo la leche condensada en Alemania. Durante mucho tiempo, su fecha de nacimiento fue un misterio.

La escritora Alicia Drake sostenía que había nacido en 1933; pero él decía que había nacido en 1935, pero los registros de nacimiento en Alemania no están abiertos a averiguaciones.

Es cierta la fecha en que Lagerfeld emigró a París con su madre: fue en 1953. Karl conoció la moda gracias a ella, que en 1949 lo llevó a su primer desfile, de Dior, en París, adonde luego se mudó.

En 1954 consiguió con Pierre Balmain su primer trabajo en el mundo de la moda, tras ganar un concurso para diseñar un sobretodo, con el auspicio de la Secretaría Internacional de la Lana.

En 1962 se convirtió en el primer freelancer de la industria de la moda, trabajando entre Francia, Italia, Gran Bretaña y Alemania, y lanzó su propia etiqueta.

En 1964 fue el turno de Chloe y en 1965 comenzó la colaboración con Fendi. Un documental contó su amistad con su histórico rival, Yves Saint Laurent, hasta el litigio en 1975.

También había ganado el concurso para un premio de vestimenta patrocinado por YSL: "Saint Laurent trabajaba para Dior -recordaba Lagerfeld-, otros jóvenes que conocía pensaban que era Dios, yo en cambio no estaba tan impresionado".

Después de tres años, se cambió a Jean Patou. "Me aburría también aquí, por eso me fui y probé volver a la escuela, pero no estudiaba, así que pasé más de dos años en las playas, supongo que así estudié la vida".

El aburrido Karl, con el dinero de su rica familia, en cierto momento fundó un pequeño negocio en parís. En ese período, como otros colegas, consultaba a menudo a Madame Zereakian, la vidente armenia de Christian Dior.

"Fue ella quien me dijo que tendría éxito con la moda y los perfumes", reveló a continuación.

En 1980 Lagerfeld fundó su etiqueta, y con su nombre lanzó perfumes y ropa. Diseñador carismático, excéntrico, con una imagen pública inconfundible -anteojos oscuros incluso de noche, cabellos blancos en colita y guantes de aviador de cuero negro- era un personaje misterioso que un documental -"Karl Lagerfeld- A Lonely King (emitido en 2018) intentó revelar.

Lagerfeld vistió a estrellas pop como Kylie Minogue y Madonna. Claudia Schiffer fue su última modelo preferida en los años 80-90; Kaia Gerber su última musa.

El documental busca echar luz sobre los pliegues de los episodios privados del estilista y revelar su personalidad.

Lagerfeld poseía una colección de 50.000 libros (abrió una librería en 1999 en París) y modos de relacionarse con los otros dignos de un emperador, como sugiere su apodo.

En el film, se contaba a sí mismo apoyándose en el relanzamiento de Chanel, firma de la que fue director artístico a partir de 1983. Desde 1987 firma todas las campañas fotográficas, descubriendo un talento también con las imágenes.

En el 2000 fue la decisión de perder 42 kilos en dos meses, siguiendo una dieta que fue pensada expresamente para él por el doctores Jean-Claude Houdret, que escribió el libro "The Karl Lagerfeld Diet". "Decidí vestirme distinto -había revelado luego el Kaiser- para vestir ropa diseñada por Hedi Slimane. Pero estas modas son usadas por muchachos muy delgados y no eran para hombres de mi edad. Debía perder 40 kilos. Tardé exactamente 13 meses".

Lagerfeld recibió la Legión de Honor en 2010 y, apasionado por la arquitectura, fue gran amigo de Zaha Hadid, a quien encargó el Mobile Art Pavilion para Chanel. A Tadao Ando le encargó la realización de su casa-estudio en Biarritz, Francia. Había impresionado su ausencia en el último desfile de Chanel, el pasado 22 de enero: un síntoma de lo que estaba por venir, porque nunca antes había ocurrido. (ANSA)