.
       
.

Miércoles Julio 18, 2018 20:50.- Argentina | Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Macri admite tormenta financiera, pero confía

Asegura que se derrotará a la inflación y "se volverá a crecer"

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, ratificó hoy el rumbo económico de su administración pese a las numerosas adversidades, aseguró que el país no se encamina a una crisis como las del pasado y confió en aplacar al inflación y recuperar el crecimiento. "Esta tormenta no nos va a llevar a una crisis parecida a las del pasado", afirmó el mandatario en rueda de prensa, en tácita referencia al 2001, cuando el país sudamericano entró en cesación de pagos y colapsó el gobierno de Fernando De la Rúa.

Igualmente, Macri asumió que Argentina "está enfrentando una tormenta", que este año el "crecimiento va a disminuir" y que aún no se ha logrado "domar a la inflación".Empero, confió ante periodistas que en 2019 el aumento de precios será sólo de un dígito y que el Producto Interno Bruto volverá a ascender.

Consultoras privadas estiman que la inflación anual de 2018 podría llegar a casi el 40% (en junio pasado 3,7%, según dato oficial), en medio de una crisis financiera que disparó la cotización del dólar, llevó al gobierno a instalar tasas de interés superiores al 40% y forzó un acuerdo de auxilio con el Fondo Monetario Internacional de casi 43 mil millones de dólares.

Lo pactado con el FMI, aseguran expertos, acarreará desempleo y ajustes en los gastos del estado, lo que ya ha comenzado a observarse como el caso de los casi 300 despidos en la agencia estatal de noticias Télam.

"Yo soy el primero que se lamenta por cada argentino que pierde el trabajo, pero a la vez nos propusimos modernizar el estado argentino", argumentó Macri.

Y añadió que en Télam había "superpoblación de gente" y que lo que se busca es "dar un servicio eficiente".

Consultado insistentemente por la inflación, Macri respondió: "Por más que no haya sido tan fácil domarla como pensamos en el inicio, por la inflación incubada por el cepo, las tarifas y la tormenta que devaluó nuestra moneda, sigue siendo nuestra absoluta prioridad". "El año que viene va a bajar más de 10 puntos", aseguró.

También sostuvo que "cuidamos el salario de los trabajadores" y que "las paritarias son libres", aunque su gobierno presiona para que en la negociación de los aumentos salariales no sean superiores al 15% -menos de la mitad del cálculo inflacionario-, según denuncian sectores sindicales.

"Lo importante es que cada vez estamos más claros, con mejores herramientas, con más fortaleza para enfrentar los vaivenes que pueda tener este mundo volátil en el cual vivimos y también entendiendo cuáles son los problemas que hemos heredado no solo de gobiernos anteriores sino de décadas anteriores que son estructurales y que hoy estamos atacando con la verdad sobre la mesa", amplió luego.

"No dominamos las cosas que pasan en el mundo, convivimos con un mundo volátil", apuntó luego, atribuyendo parte de las penurias financieras de Argentina a lo que ocurre en las plazas internacionales.

"Estoy confiado en el futuro", dijo. Recalcó que las "exportaciones están creciendo" y que "en cuatro o cinco años vamos a exportar petróleo".

También aclaró que no impondrá impuestos a las exportaciones (retenciones) y cargó contra el gobierno anterior de Cristina Fernández de Kirchner porque las aplicó y eso "fue un error" porque "no se trata de un impuesto inteligente".

Macri también fue interrogado sobre las denuncias de aportantes falsos en la campaña electoral, que determinó durante este miércoles que la propia gobernadora de la populosa provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, ordenara una auditoría y pidiera la renuncia de una funcionaria.

"Siempre rendimos los gastos de campaña, aportaremos la información que requiera la Justicia", se limitó a responder el presidente, en medio del escándalo que crece en torno al Pro, su fuerza partidaria.

Se trató de la primera rueda de prensa que afronta el presidente -aunque habló en actos públicos- desde que en mayo pasado se disparó una crisis financiera, un silencio en la comunicación oficial duramente cuestionado. (ANSA).