.

Domingo Junio 4, 2017 10:13.- Internacional, Inglaterra, Londres

May atribuye al islamismo el atentado de Londres y mantiene las elecciones

La primera ministra británica, Theresa May, culpó este domingo al extremismo islamista del atentado que dejó siete muertos, más los tres agresores, en una zona de bares de Londres y mantuvo las elecciones del jueves próximo, mientras la policía anunciaba el arresto de 12 personas.

Agentes de la unidad antiterrorista detuvieron "a 12 personas en el barrio de Barking, en el este de Londres, en conexión con los incidentes de la noche pasada en London Bridge y en la zona de Borough Market", anunció la policía británica en un comunicado, precisando que continúan los registros en el modesto barrio de Barking.

Tres hombres atropellaron con su furgoneta a los transeúntes que caminaban por el famoso London Bridge, el Puente de Londres, antes de abandonar el vehículo y lanzarse a acuchillar a gente en Borough Market, una zona llena de bares y restaurantes en torno a un mercado.

La policía abatió a los tres hombres tan sólo ocho minutos después de recibir el primer aviso del incidente. "Por desgracia, acaban de confirmar que siete personas han muerto", declaró la jefa de la policía londinense, Cressida Dick. Además, hay 48 personas hospitalizadas.

Entre los heridos figuran un español, con heridas leves, cuatro franceses y un australiano, indicaron los responsables de los gobiernos respectivos.

Al término de una reunión extraordinaria de su comité de seguridad, May dijo que el país se enfrenta "a una nueva forma de amenaza" en las que los autores de los atentados "se copian unos a otros" y se inspiran en la "malvada ideología del extremismo islamista".

"El terrorismo alimenta al terrorismo y los autores pasan al acto, no basándose en complots cuidadosamente preparados, sino que son agresores que se copian los unos a los otros utilizando los medios más ordinarios", dijo May en Downing Street tras una reunión extraordinaria de su comité de seguridad.

Vencer a la ideología islamista "es uno de los grandes desafíos de nuestro tiempo", aseguró, estimando que la respuesta no debe ser sólo lanzar operaciones antiterroristas continuamente, sino que hay que trasladarla al terreno de las ideas y a internet "para evitar la propagación".

Casi todos los partidos suspendieron la campaña este domingo, pero ésta continuará "mañana (lunes) y las elecciones generales tendrán lugar como estaba previsto el jueves" 8 de junio, aseguró May.

- Ocho minutos infernales -

"A las 22H08 (21H08 GMT) de ayer empezamos a recibir avisos de que un vehículo había atropellado a los transeúntes en el London Bridge", explicó un portavoz de la policía.

"El vehículo continuó dirigiéndose de London Bridge a Borough Market. Los sospechosos abandonaron el vehículo y un numerosas personas fueron acuchilladas", añadió.

"Policías armados respondieron rápidamente y de forma valiente, enfrentándose a los tres sospechosos varones, que recibieron disparos y murieron", añadió.

La muerte de los sospechosos se produjo "ocho minutos" después de que la policía recibiera el aviso del incidente, se congratuló el portavoz. "Los sospechosos", añadió, "llevaban algo que parecían cinturones explosivos pero luego se revelaron falsos", concluyó.

Gerard Vowls, de 47 años, que había estado viendo la final de la Champions League de fútbol en el pub Ship, explicó al diario The Guardian que vio cómo apuñalaban a una mujer entre diez y 15 veces.

"Decía 'ayudadme', 'ayudadme', y no pude hacer nada", lamentó. Vowls lanzó sillas, vasos y botellas a los agresores para tratar de alejarlos de la mujer. "Venían una y otra vez a acuchillarme", narró. "Quiero saber si la mujer está bien. Llevo una hora y media dando vueltas llorando, no sé que hacer", dijo conmovido.

Otro testigo, Alex Shellum, dijo a la BBC que estaba en un bar en el London Bridge con unos amigos cuando "entró una mujer herida buscando ayuda. Sangraba abundantemente por el cuello, parecía que le habían cortado el cuello. La gente trató de atajar la hemorragia".

Gerard, otra persona presente en el lugar contó a la BBC cómo vio a un hombre dándole al menos diez cuchilladas a una chica. "Estaban apuñalando a todo el mundo. Corrían y gritaban: '¡Esto es por Alá!'", dijo el testigo.

- El tercer atentado en menos de tres meses -

El atentado ocurre a cuatro días de las elecciones legislativas y es el segundo en el Reino Unido en menos de dos semanas, tras el que dejó 22 muertos en Mánchester el 22 de mayo, en un concierto de Ariana Grande, y el tercero en menos de tres meses.

Se asemeja al perpetrado el 22 de marzo cerca del Parlamento, cuando un hombre atropelló a la gente que cruzaba el puente de Westminster y luego acuchilló a un policía, matando a cinco personas en total.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aprovechó el atentado para reclamar que la justicia desbloquee su pretensión de prohibir la entrar en el país a personas de ciertas nacionalidades. "¡Necesitamos la prohibición de viajar como nivel adicional de seguridad!", escribió Trump en Twitter.

La canciller alemana, Angela Merkel, expresó su solidaridad. "Hoy estamos unidos más allá de cualquier frontera por el horror y el duelo pero también por la determinación", dijo.
El presidente ruso, Vladimir Putin, también condenó el atentado y expresó su "profundo pésame" al pueblo británico. (AFP)