Miércoles Noviembre 15, 2017 07:01.- Argetnina | Buenos Aires | La Plata

La provincia de Buenos Aires ya tiene Presupuesto para el 2018. El gobierno podrá aumentar un 56% el Inmobiliario

La Legislatura sancionó el proyecto que permitirá a la Provincia volver a endeudarse en 85 mil millones de pesos. Incrementan partidas para obras y bajan Ingresos Brutos para algunas actividades. Recortes legislativos. Los legisladores del peronismo que votaron en contra argumentaron que se trata de un presupuesto que “sólo contempla más ajuste y deuda” y pidieron postergar su tratamiento hasta conocer el acuerdo con la Nación y las provincias por el Fondo del Conurbano.

En términos generales, el Presupuesto 2018 contempla gastos por 630 mil millones de pesos, mientas que la Ley Impositiva prevé aumentos en los impuestos Inmobiliario Rural (50% en promedio) y Urbano (56%) y baja en al menos en 50 rubros de Ingresos Brutos.

Tras negociaciones con intendentes del justicialismo y Sergio Massa de 1País, el oficialismo logró conseguir los dos tercios de los votos necesarios para aprobar el endeudamiento de unos 85 mil millones que serán destinados en parte a financiar la obra pública.

En efecto, en el bloque del Frente para la Victoria, sólo diez (la mayoría ligada a la Cámpora) de los 17 integrantes se opusieron al Presupuesto, mientras que lo mismo hicieron 4 de los 13 que conforman el bloque del FPV-PJ y cuya mayoría (alineados con Florencio Randazzo) apoyaron la iniciativa del Poder Ejecutivo a la que se le introdujeron algunos cambios.

El propio presidente de ese bloque del FPV-PJ, Walter Abarca, debió aclarar que “no” hablaba en nombre de la bancada y el representante del Frente para la Victoria, Juan Debandi nombró a los 10 de los 17 diputados de ese bloque que se oponían.

Además de los legisladores del justicialismo y de 1País, el presupuesto fue acompañado por la bancada del Gen, dos unibloques, el que conforman los legisladores del Movimiento Evita, y rechazado por la izquierda.

Los legisladores del peronismo que votaron en contra argumentaron que se trata de un presupuesto que “sólo contempla más ajuste y deuda” y pidieron postergar su tratamiento hasta conocer el acuerdo con la Nación y las provincias por el Fondo del Conurbano.

En el desglose área por área, para 2018 Desarrollo Social tendrá un aumento de 30 por ciento. También contempla un 22 por ciento de suba en las partidas para Infraestructura (contempla una inversión de más de 30.000 millones de pesos en 861 obras) y un 19% en Salud, donde se prevé destinar $2.000 millones para reconstruir las guardias de los hospitales y para extender a 77 distritos de la provincia el sistema de emergencias SAME.

La baja de impuestos proyectada para 2018 a través del proyecto de Ley Impositiva, tendrá un costo fiscal de $ 10.000 millones y abarcará a Ingresos Brutos en cada sector: unas 3.900 grandes industrias, por ejemplo, pagarán una alícuota de 1,5% (frente a 1,75% en la actualidad).

Estarán exentas, además, las Pymes fabriles que facturen hasta $ 78 millones, y cuyo tope es hoy de $ 52 millones, lo que implica una variación de más del 50% y alcanza a unas 40.000 compañías.

Se recorta también la alícuota del impuesto a los Sellos, de 3,6% a 2% para la compra venta de inmuebles y para autos cero kilómetro ese gravamen y el de Ingresos Brutos bajan de 3 y 3,5% respectivamente, al 2,5%.

Para lograr la aprobación del Presupuesto y la Ley Impositiva el oficialismo debió incorporar algunas modificaciones fundamentalmente en torno al Fondo Educativo que perciben los municipios y que el Ejecutivo pretendía que el 85% fuera destinado a infraestructura donde se acordó que esa afectación bajará al 50% en el interior.

También se bajó el porcentaje de garantía que puede otorgar la provincia en el marco de la Iniciativa Pública Privada que será de 15 mil millones contra los 100 mil que incluía el proyecto original.

En tanto, en la Ley Impositiva volvió a dejarse fuera de la posibilidad de cobrar impuestos a las cooperativas ya que el proyecto original las tornaba como “sujetos de acto de comercio” y si bien estaban exentas de impuestos la oposición consideraba que podría pasar a cobrarle impuestos con un decreto.

Además del Presupuesto y la ley Impositiva, la Legislatura sancionó un norma que determina que el total de gastos de ambas cámaras sea bajado del 1,5 actual al 1,2 por ciento del presupuesto provincial y que en la práctica significa un ahorro de 2500 millones de pesos. “Como lo pidió la gobernadora María Eugenia Vidal, podemos hacer más obras reformulando la calidad del gasto y trabajando en conjunto con la oposición”, dijo el titular de la Cámara baja, Manuel Mosca.

Se votó, además, las modificaciones a la Ley de Responsabilidad Fiscal Municipal que establece límites al gasto corriente y el endeudamiento de las comunas.(El Día)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 


 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 



 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

río