.
       
.

Martes Junio 19, 2018 19:23.- Internacional | Francia | París

Le Pen condenada por contratación ilegal

Justicia de UE pide reembolso 300 mil euros, pero apelará

La justicia europea confirmó hoy la condena a Marine Le Pen a regresar cerca de 300 mil euros al Parlamento Europeo de Estrasburgo por haber empleado ilícitamente a una asistente con fondos de la UE.

La presidenta del Rassemblement National (ex Frente Nacional) ya anunció que presentará un recurso.

El tribunal de la UE de Luxemburgo rechazó la apelación de Le Pen, que solicitaba la anulación de la condena, decidido por el Parlamento Europeo a fines de 2016.

El tema del conflicto administrativo es el empleo de Catherine Griset, estrecha colaboradora de Le Pen, como asistente parlamentaria desde finales de 2010 hasta principios de 2016. En la sentencia, el tribunal subrayó que Marine Le Pen "no estuvo en grado de demostrar que su asistente parlamentaria desarrollaba ninguna actividad ligada a su nombramiento", lo que hace suponer que recibía un salario UE pero se desempañaba en labores que beneficiaban personalmente a la francesa. La líder de derecha reaccionó de inmediato: "Cuando no hay evidencia, el tribunal de la Unión Europea dice que no hay ningún trabajo parlamentario. Cuando se presentan las pruebas, lo declara formalmente inadmisible. Y luego, cuando se hace todo siguiendo las formalidades, el tribunal dice que has excedido los términos". Ahora, Le Pen tiene 2 meses para presentar una posible apelación ante el Tribunal de Justicia de la UE. The Rassemblement National (RN) anticipó que "dadas las claras violaciones de los derechos de defensa, la apelación será preparada inmediatamente".

En junio de 2016, la Oficina europea para la lucha antifraude (OLAF) había pedido a seis eurodiputados del Frente Nacional (Marine y Jean-Marie Le Pen, Bruno Gollsnich, Mylene Troszczynski, Sophie Montel y Dominique Bilde) de devolver los gastos de sus "asistentes ficticios" Marine Le Pen, eurodiputada desde 2009 a 2017, decidió y proclamó que no quiere pagar los 300 mil euros con vencimiento antes del 31 de enero de 2017 y el Parlamento Europeo procedió a incautar su sueldo por el reembolso. Sin embargo, el dinero retenido de su salario servían solo para pagar 60 mil euros, luego el mandato de Le Pen llegó a su fin y la administración se mantuvo como acreedora de la mayor parte de la suma. (ANSA).