Domingo Julio 16, 2017 11:41.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

La muerte de una reclusa derivó en un motín en la cárcel de Los Hornos

La revuelta fue poco después de las 21 en el penal de 149 y 70. La interna había sido atendida en el UPA

El fallecimiento de una reclusa alojada en una cárcel para mujeres de Los Hornos, que en la tarde de ayer había sido trasladada por una indisposición cardíaca hasta la UPA de esa zona, derivó por la noche en un motín en ese penal que dejó un saldo de al menos cuatro penitenciarias con heridas de diversa consideración, dijeron informantes del Servicio Penitenciario.

La revuelta, según fuentes oficiales, tuvo lugar en la Unidad Nº 8, ubicada en 149 entre 70 y 71, luego que familiares de la interna fallecida, identificada oficialmente como Luisa Elena Cienfuego, de 49 años y oriunda de Lomas de Zamora, fueran hasta esa cárcel para manifestar su descontento por la suerte corrida por aquella.

Según lo informado a este diario por fuentes policiales, la protesta de los familiares de Cienfuego, por una presunta asistencia tardía, determinó que compañeras del Pabellón 4 de ese establecimiento carcelario provocaran dichos desórdenes ante la supuesta negligencia en la atención a la reclusa.

Por eso, en ese sector de la Unidad Nº 8 algunas internas comenzaron a prender fuego colchones, por lo que fue necesario convocar de urgencia a bomberos del cuartel de Los Hornos. Recién al cabo de un buen rato esos servidores lograron controlar la situación.

Traslados

Extraoficialmente trascendió que de la revuelta habrían participado 41 reclusas y que, una vez que personal penitenciario pudo retomar el normal cauce en esas instalaciones, se resolvió que 14 de las presas que protagonizaron esos serios disturbios, fuera trasladadas a otras cárceles. En tal sentido, se indicó que algunas de las revoltosas habrían sido derivadas a la Unidad Nº 45 de Melchor Romero.

Derivada a un Centro de Salud

Según lo que anoche sostuvieron ante este diario allegados a la investigación del episodio, Cienfuego habría sufrido una indisposición alrededor de las seis de la tarde, mientras estaba en el Pabellón 4.

Entonces, para una mejor atención médica, fue conducida hasta el UPA de Los Hornos, donde , siempre al decir de fuentes oficiales, habría ingresado con vida.

Sin embargo, su cuadro de salud empeoró y poco después dejó de existir, pese a los denodados esfuerzos de los médicos por salvarle la vida al tratar de estabilizarla clínicamente de lo que se definió como una “insuficiencia cardíaca”.

Más allá de ello, en la comisaría Tercera se instruyeron actuaciones por “averiguación de causales de muerte”.

Los pesquisas además reflejaron que Cienfuego ya había sido trasladada al UPA de Los Hornos en otras ocasiones, también ante complicaciones cardíacas. (El Día)