Miércoles Abril 17, 2019.- Argentina

Las medidas de Macri para la crisis

El Gobierno de Argentina anunció el miércoles una serie de medidas que buscan contener una galopante inflación y reactivar el consumo, en medio de una crisis que compromete seriamente las probabilidades de reelección del presidente Mauricio Macri.

Con el 4,7% de inflación de marzo del Indec, el gobierno de Maricio Macri presentó hoy la versión Cambiemos de Precios Cuidados, y apurado por el objetivo reeleccionista, y en busca de una alternativa que morigere el incremento de la inflación, y ya pensando en el creciente malhumor social de cara a las elecciones, el Gobierno lanzó una batería de medidas para amortiguar los efectos de la crisis económica marcada por la suba de precios y la caída del consumo.

El gobierno informó que acordó con 16 empresas para congelar el precio de “60 productos esenciales de la canasta básica” durante seis meses. Entre estos productos hay aceites, arroz, harinas, fideos, leche, yogur, yerba, infusiones, azúcar, conservas, polenta, galletitas, mermeladas y bebidas. Los productos estarán disponibles en 2.500 puntos de venta a partir del 22 de abril. Desde Presidencia informaron que los precios acordados entrarán dentro del marco de Precios Cuidados.

Habrá también cortes de carne a “precios accesibles”. Los frigoríficos venderán 120.000 kilos por semana de asado, vacío y matambre a 149 pesos el kilo en el Mercado central.

En la introducción del documento con el que la Casa Rosada difundió las nuevas medidas, el Gobierno afirma: “Creemos que, habiendo empezado a estabilizar la cuestión cambiaria, llegó el momento de traer un poco de alivio a los argentinos, que tantos esfuerzos hicieron en estos meses difíciles para todos”.

Cabe remarcar que muchas de estas medidas, especialmente los controles de precios, los planes de cuotas para estimular el consumo, y los créditos a tasas subsidiadas, fueron siempre criticados por los actuales funcionarios antes de estar en el Gobierno, al igual que rechazados durante toda la gestión hasta ahora.

Sin embargo, el creciente descontento social con las elecciones presidenciales ya en el horizonte, en las que Macri y todo Cambiemos se jugarán su continuidad en el poder, obligó al Gobierno a pegar un volantazo.

En concreto, las nuevas medidas económicas llegan en medio de tensiones entre dirigentes de las fuerzas que integran Cambiemos por las diferencias que surgieron sobre cómo afrontar la recesión económica, que comenzó a complicar el plan reeleccionista de Macri.

El paquete al que se podría denominar “Plan octubre” por el afán del Gobierno de llegar con cierta estabilidad a las elecciones, parecen más un maquillaje que medidas efectivas. El congelamiento de precios parece difícil que alcance para morigerar la inflación que en marzo avanzó un 4,7% y que para abril las consultoras privadas estiman que se ubique entre 3,5% y 4%.

Macri dijo que buscará la reelección en los comicios de octubre. (ámbito/Pagina 12/Reuters)