.

Lunes Junio 19, 2017 06:19.- Internacional, Irak

Las fuerzas iraquíes instan a los yihadistas a rendirse en Mosul

Las fuerzas iraquíes instaron este lunes a los civiles a seguir en sus casas del casco antiguo de Mosul y a los yihadistas a rendirse, en el segundo día del asalto final para expulsar al Estado Islámico (EI) de su último gran bastión urbano de Irak.

El domingo por la noche, los helicópteros iraquíes lanzaron unos 500.000 panfletos desde el cielo de Mosul, segunda ciudad del país, en el norte.

Firmado por el mando de las operaciones, Rashid Yarallah, la octavilla anuncia a los habitantes "el cerco de todas las partes de la ciudad vieja de Mosul y el inicio del asalto" por parte de todas las fuerzas implicadas en la ofensiva.

"Sigan alejados de los lugares públicos y aprovechen cualquier ocasión para ir hacia las fuerzas iraquíes, para evitar que sean utilizados como escudos humanos", recogía el panfleto.

Según la ONU, unos 100.000 civiles están "retenidos como escudos humanos" por los yihadistas en la ciudad vieja.

Situada en la ribera oeste del río Tigris, que divide Mosul, esta zona es un laberinto de callejuelas muy poblado, lo que dificulta el avance de los tanques y hace que el uso de armas pesadas suponga un fuerte riesgo para los civiles.

Las tropas iraquíes, desplegadas cerca de la gran mezquita de la orilla este de Mosul -en manos del poder-, frente a la ciudad vieja, lanzaron mensajes para los civiles y para los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) sirviéndose de megáfonos.

"Las fuerzas iraquíes están a punto de poner fin a su sufrimiento. El este y el oeste de Mosul pronto estarán unidos de nuevo", decían a los civiles.

Para los yihadistas, el mensaje enviado era que debían "rendirse o morir".

Apoyadas por la fuerza aérea de la coalición internacional antiyihadistas dirigida por Washington, las fuerzas del ejército iraquí, de contraterrorismo (CTS) y de la policía federal lanzaron el domingo el asalto para arrebatar la ciudad vieja a los yihadistas del EI, atrincherados allí.

Una reconquista total de la ciudad vieja permitiría a las fuerzas gubernamentales controlar la totalidad de la segunda ciudad de Irak, que cayó en manos de los yihadistas en junio de 2014.

Se trata de la última etapa de la amplia ofensiva lanzada hace ocho meses por las fuerzas iraquíes para expulsar al grupo EI de Mosul. (AFP)