.
       
.

Lunes Mayo 14, 2018 07:33.- Internacional | EE.UU.

La embajada estadounidense en Jerusalén, ni la primera ni la última

Estados Unidos abre este lunes su embajada en Jerusalén, pero no será la primera ni la última vez que una embajada se instala en la Ciudad Santa.

Hasta ahora sin embargo, la mudanza anunciada el 6 de diciembre por el presidente Donald Trump para disgusto de la comunidad internacional y los palestinos no ha tenido el efecto de arrastre que esperaba Israel.

En el pasado varios países, especialmente africanos y latinoamericanos, habían instalado sus embajadas en Jerusalén y algunos piensan regresar.

Después de la guerra de octubre de 1973 entre Israel y una coalición de países árabes liderada por Egipto y Siria, Costa de Marfil, Zaire (actual República Democrática del Congo) y Kenia cortaron sus relaciones diplomáticas con Israel y cerraron las puertas de sus embajadas en Jerusalén.

Cuando se restablecieron las relaciones, los tres países instalaron sus legaciones diplomáticas en Tel Aviv.

En 1980, Israel votó una ley en la que declaraba a Jerusalén como su capital "eterna e indivisible", incluyendo los barrios palestinos de la parte oriental conquistada por el Estado hebreo en 1967 donde los palestinos esperan instalar la capital a la que aspiran.

La Organización de Naciones Unidas declaró esta decisión ilegal y pidió a los Estados que tuvieran misiones diplomáticas en Jerusalén que se retiraran.

Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, Guatemala, Haití, Panamá, El Salvador, Uruguay, Venezuela y Holanda aceptaron y partieron. Costa Rica y El Salvador regresaron en 1984 a Jerusalén, antes de volverse a ir en 2006.

Tras la decisión del presidente Trump, algunos países señalaron su intención de trasladarse a Jerusalén e Israel trata de convencer a otros para que sigan su ejemplo.

El presidente guatemalteco Jimmy Morales anunció que su país inauguraría el miércoles su embajada en Jerusalén y el gobierno israelí proclamó que Paraguay haría lo mismo a finales de mayo.

El gobierno socialdemócrata de Rumanía adoptó por sorpresa un memorando que allana el camino para un debate sobre el traslado de su embajada a Jerusalén.

Pero el presidente de centroderecha, Klaus Iohannis, que se opone a la mudanza por considerarla contraria al derecho internacional, pidió la renuncia de la primera ministra Viorica Dancila.

Durante una visita a Jerusalén en abril, esta declaró que por el momento no tenía "el apoyo de todos los partidos como hubiéramos querido" para trasladar la legación.

Si a pesar de todo se llevara a cabo, Rumanía sería el primer país de la Unión Europea en imitar a Estados Unidos, rompiendo con la posición común del bloque que, conforme a las resoluciones de la ONU, considera que el estatuto final de Jerusalén debe ser negociado entre israelíes y palestinos.

El presidente checo Milos Zeman también abogó por un traslado de la embajada de su país a Jerusalén, pero por ahora su gobierno solo anunció la reapertura de un consulado honorario y la instalación de un centro cultural checo en la ciudad.

El primer ministro japonés Shinzo Abe aseguró por su parte al presidente palestino Mahmud Abas, durante una reciente visita oficial, que su país mantendrá la embajada en Tel Aviv, según medios palestinos. (AFP)