Viernes Julio 14, 2017 18:55.- Internacional, Rusia

La categórica respuesta de Rusia a las maniobras navales de EEUU y Ucrania cerca de Crimea

La Flota del Mar Negro ha desplegado sus buques militares y complejos de misiles. ¿Para qué Rusia moviliza sus tropas cerca de la península de Crimea?

La actividad de la Flota del Mar Negro representa una lógica respuesta a las maniobras navales Sea Breeze que EEUU y Ucrania lanzaron el 10 de julio en el mar Negro, opina el columnista de Sputnik Alexandr Jrolenko.

Estos ejercicios involucran a 30 buques, 25 aviones y helicópteros de la OTAN y a más de 3.000 militares de 17 países.

La revisión de la preparación para combates de la Flota del Mar Negro durará varios días y tendrá lugar tanto en mar como en tierra.

En la costa sur de Crimea los sistemas antibuques de defensa costera Bal y Bastión, así como los complejos de artillería autopropulsados Bereg ya han lanzado varios misiles para eliminar la amenaza de un enemigo convencional. Al mismo tiempo, las unidades de buques y lanchas dieron la última mano al tiro realizado contra blancos aéreos y los que se encontraban en la superficie del mar.

Es posible que el sistema de misiles ruso Utes, que tiene un alcance de 450 kilómetros y que se encuentra desplegado en las montañas de Crimea, también muestre sus capacidades durante las maniobras de Rusia.

Anteriormente, el Mando Europeo de Estados Unidos declaró que las tropas de países como Bélgica, Bulgaria, Canadá, Francia, Georgia, Grecia, Italia, Lituania, Moldavia, Noruega, Polonia, Rumanía, Suecia, Turquía, Ucrania, Reino Unido y EEUU tendrían que tomar parte en las maniobras Sea Breeze 2017.

Según Jrolenko, dicha lista de participantes pone de relieve muchas cuestiones.

La OTAN celebra maniobras navales en el mar Negro de una manera cada vez más regular. En los territorios pertenecientes a Bulgaria y Rumanía los estadounidenses desplieguen sus sistemas de defensa antiaérea mientras, que la inteligencia aérea de la OTAN actúa en las fronteras occidentales de Rusia.

Gracias al apoyo de la OTAN, Kiev actualmente se manifiesta a favor del aumento del número de polígonos que se utilizan para los ejercicios de la OTAN y planea en la sesión de la Asamblea General de ONU, que se celebrará en septiembre, proponer iniciativas para el retorno de Crimea a Ucrania.

Recientemente, los medios de comunicación ucranianos informaron sobre un proyecto de ley preparado por Kiev para la reintegración de Donbás a Ucrania, en el que se alega que las Repúblicas Populares de Donbás y Lugansk "han sido ocupadas" por las Fuerzas Armadas de Rusia. (sputniknews)