Martes Abril 9, 2019.- Libia

Los combates en Trípoli dejan al menos 47 muertos, según la OMS

Al menos 47 personas han muerto y otras 181 han resultado heridas en los últimos días en los combates en torno a Trípoli entre las fuerzas del este de Libia lideradas por el general Jalifa Haftar y las del Gobierno reconocido internacionalmente.

Al menos 47 personas han muerto y otras 181 han resultado heridas en los últimos días en los combates en torno a Trípoli entre las fuerzas del este de Libia lideradas por el general Jalifa Haftar y las del Gobierno reconocido internacionalmente, según ha informado este martes la Organización Mundial de la Salud (OMS) en base los datos ofrecidos por instalaciones sanitarias próximas a la capital.

Este lunes, la delegación de la OMS en Libia había denunciado la muerte de dos médicos en los enfrentamientos. "Es inaceptable que trabajadores sanitarios sean atacados durante un conicto armado", denunció el director de la OMS para el Mediterráneo Oriental, Ahmed al Mandhari.

"Las partes en dicho conicto deben respetar el Derecho Internacional Humanitario y garantizar que los trabajadores y las instalaciones de salud son seguros", recordó.

Según Al Mandhari, los dos médicos muertos "arriesgaron sus vidas para evacuar a pacientes heridos de áreas de conicto y atacarles a elles y a instalaciones sanitarias en esas circunstancias empeora la situación de los civiles atrapados" en los enfrentamientos.

De acuerdo con los últimos datos de la Ocina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), al menos 3.400 personas se han visto desplazadas de Tariq al Matar, Wadi al Gharbi, Ain Zara y Qasr Ben Gashir. Además, unos 1.400 migrantes y refugiados se encuentran cerca de la línea de frente en centros de detención en Qasr Ben Gashir, Gharyan y Ain Zara.

El autoproclamado Ejército Nacional Libio, que encabeza Haftar, lanzó el miércoles pasado una ofensiva para limpiar el oeste de Libia, donde se encuentra Trípoli, de "terroristas" e inició su avance hacia la capital, desencadenando combates en los que habrían muerto decenas de personas. El Gobierno de unidad, reconocido internacionalmente, lanzó por su parte una operación para repeler los avances de las fuerzas del mariscal de Campo hacia la capital. (Reuters/EP)