.
       
.

Viernes Noviembre 25, 2016 05:56.- Argentina | Mendoza | Por Mauricio Manini

Investigación penal a la fiscal que se fue a Brasil

El Poder Judicial inició un sumario a Anabel Orozco, quien pidió licencia médica 20 días y luego publicó fotos en Facebook paseando por Brasil.

La Procuración General del Poder Judicial inició un sumario administrativo y una investigación penal contra la fiscal Anabel Orozco, titular de la Segunda Fiscalía Correccional, quien pidió una licencia por enfermedad y a los días subió a Facebook unas fotos paseando por Brasil.

Orozco es parte del Ministerio Público Fiscal (MPF) y, como tal, responde al procurador general, Alejandro Gullé, quien calificó de “un crimen” lo que hizo Orozco y apuntó también al médico que firmó el pedido de licencia.

“En este momento la fiscal de Instrucción, la doctora María Mercedes Moya, está investigando por falsedad ideológica a ambas personas, a la fiscal y al médico. Para poder indagarla se necesita desaforarla, en razón de la cual seguramente se va a avanzar en un pedido de Jury”, declaró Gullé.

Orozco presentó el 7 de noviembre un certificado médico para una licencia por 10 días dando como causa una lumbalgia. Luego, alguien llevó el 18 otro certificado similar pidiendo 10 días más. Para ese entonces, ella ya estaba en Brasil, algo que confirmaron las fotos que subió a Internet (que después fueron eliminadas) y un registro que marca su salida el día 11.

Moya explicó que por un lado va la sanción administrativa de la Procuración General, y por otro la investigación penal, que se inició el miércoles.

Según sea el avance de las pericias, “hay que ver si corresponde pedir el Jury y seguir con la investigación penal con una eventual condena”, amplió Gullé.

Una posibilidad que se hablaba en el ambiente judicial era la de jubilar a la fiscal, para posibilitarle una salida decorosa. De todos modos, el malestar de Gullé por una acción que puso en duda el control del sistema hace difícil pensar en un desenlace tranquilo. “¿Se puede desconfiar de todos por ella? Seguiremos la investigación”, afirmó.

Otro punto que queda por investigar es la firma del médico y la autenticidad del certificado, ya que la responsabilidad suele deslindarse hacia los médicos que autentican el pedido. Algunos en los pasillos judiciales afirmaron que el uso de certificados “truchos” es moneda corriente.

En un sentido similar, otro rumor apunta hacia las visitas médicas que recibe un empleado común cuando presenta parte de enfermo. Aquí la sospecha es que esos chequeos se hacen a los empleados medios pero nunca a los funcionarios mayores.

Una versión distinta defendió María Teresa Day, la coordinadora del MPF. “Acá el control es estricto y se hace a todos: sean empleados, funcionarios o magistrados. A algunos les enoja pero ya saben cómo es”, sostuvo”. Afirmó que más de una vez descubrieron casos de falsedad y aplicaron sanciones.

Ante la consulta por el caso de Orozco, Day afirmó que se hizo el pedido para que la revisaran pero que justo esa semana la médica encargada estaba a su vez con licencia.

De todas formas, la coordinadora cree que se trata de un problema de ética profesional en el que varios médicos se prestan “ofreciendo” más días de los que necesita el paciente. En la contrapartida, algunos empleados aprovechan la situación y dejan la oficina con más trabajo para sus colegas.

Uno de cada 10 tiene licencia médica

En este momento, en el MPF, de cerca de 1.000 empleados que trabajan en la primera jurisdicción (la más numerosa) hay unas 97 personas con una licencia por salud superior a 15 días. Además de eso, habría que sumar otros 4 empleados que ayer estaban con parte de enfermo pero por menos días.

La mujer investigada pidió dos certificados por 10 días cada uno, y esto tiene su razón de ser. Ocurre que cuando la licencia es por 15 días o más, debe hacerse una presentación a la junta médica del Poder Judicial para que lo avale. Cuando es por menos tiempo, basta con que lo firme un médico particular. (Los Andes)