.

Sábado Mayo 7, 2016 13:43.- Amenaza estratégica de la guerrilla libanesa-iraní

Hezbollah en 2016: ¿una máquina de guerra peligrosa?

Hezbollah, proscrita por diversas organizaciones internacionales como un grupo terrorista, está utilizando el conflicto sirio para ayudar a prepararse para una guerra con Israel.

El grupo islamista radical libanés armado, posee entre 100.000 y 150.000 misiles, muchos de los cuales se ocultan entre la población civil del sur del Líbano.

La guerrilla –que es prácticamente un ejército paralelo- actúa como un proxy para Irán, y entró en la guerra civil de Siria con el objetivo de mantener el régimen de Bashar Al Assad, así como también con el fin de crear un "Estado dentro del Estado en Siria" como una póliza de seguro para proteger los intereses iraníes en caso de que el régimen se caiga.

Sus combatientes también estuvieron directamente involucrados en operaciones de combate en los campos de batalla clave, así como el sitio de Madaya, donde se reportó que 40.000 sirios han estado luchando por conseguir alimento.

Mientras que Hezbollah está tratando de evitar un conflicto total con Israel, ya cuenta con una capacidad militar sofisticada que plantea graves problemas políticos para el país al que describe como "enemigo sionista canceroso". Su líder Hassan Nasrallah ha amenazado con atacar las ciudades y sitios estratégicos clave a lo largo de Israel, incluyendo una fábrica de amoniaco y los campos de gas costa afuera en Haifa, y el aeropuerto Ben Gurión.

Puntos clave para comprender la amenaza estratégica que representa:

• Hezbollah es un grupo armado, radical, libanés chiíta que utilizado por parte de Irán como palanca militar contra Israel y cuyos representantes políticos y aliados dominan el actual gobierno libanés. En marzo de 2016, los seis miembros del Consejo de Cooperación del Golfo de (CCG) clasificaron formalmente a Hezbollah como una organización terrorista, y lo describieron como una "milicia" y argumentaron que "la incitación y los actos terroristas de Hezbollah en Siria, Yemen e Irak son contrarios a la moral y los valores humanos". El ala militar de Hezbollah fue designada como un grupo terrorista por la Unión Europea en 2013.

• La decisión de Hezbollah de convertirse en un actor muy involucrado en la guerra civil siria junto con el régimen de Assad ha polarizado aún más un escenario político interno ya fracturado en el Líbano y ha generado ataques de represalia contra Hezbollah desde dentro del país. La guerra civil también ha cambiado su estrategia en contra de Israel. En la actualidad el grupo busca evitar una confrontación militar total. Sin embargo, la organización sigue tratando de mejorar su capacidad militar para un futuro conflicto contra su "enemigo sionista".

• Una futura guerra entre Israel y Hezbollah probablemente sería devastadora, poseyendo esta última más de 100.000 cohetes - muchos de los cuales se ocultan entre la población civil del sur del Líbano - miles de los cuales tienen alcance y precisión para atacar ciudades y sitios estratégicos a través de Israel. En febrero de 2016, el secretario general de Hezbollah, Hassan Nasrallah, amenazó con atacar la fábrica de amoniaco de Israel en Haifa, advirtiendo que el daño causado sería el equivalente a una bomba nuclear.

• La capacidad militar sofisticada de Hezbollah plantea graves dilemas políticos para Israel. Mientras que las Fuerzas de Defensa de Israel cuentan con medios defensivos - tales como la tecnología antimisiles de varios niveles - y tácticas ofensivas aéreas y terrestres para impedir o limitar que los miles de misiles golpeen objetivos civiles y estratégicos, no será fácil evitar el ataque a los escudos humanos libaneses de Hezbollah. (Bicom)