.
       
.

Viernes Abril 27, 2018 13:41.- Internacional | Corea del Sur

Histórica cumbre, paz y desnuclearización

En una histórica cumbre celebrada en la conflictiva frontera bilateral, los gobernantes de Corea del Sur Moon Jae-in y de Corea del Norte, Kim Jong-un, acordaron completar la desnuclearización de la península coreana y avanzar en un acuerdo de paz.

En una declaración conjunta firmada por ambos presidentes al término de una reunión en la localidad de Panmunjom, los dos países en conflicto se comprometieron a reducir los arsenales convencionales, respaldar los esfuerzos para reducir la tensión militar y reforzare la paz en la región.

Además ambas naciones se comprometieron a transformar antes de fin de año el armisticio firmado en 1953 en un acuerdo de paz.

"Hemos esperado mucho este momento y cuando llegó hemos concordado que somos una nación, que somos vecinos", dijo el líder norcoreano, Kim Jong-un, al comentar la firma de la nota conjunta.

"Estamos ligados por la sangre y los compatriotas no pueden vivir separadamente", agregó.

Su par surcoreano Moon Jae-in dijo que ambos concordaron que la península coreana "sea completamente desnuclearizada".

"Hoy se abre un nuevo capítulo" de la historia bilateral, apuntó.

Ambos gobernantes se dieron la mano en la línea de demarcación del poblado de Panmunjom, en la conflictiva frontera del paralelo 38.

Kim llegó acompañado por sus colaboradores clave, con su habitual vestimenta negra. Caminó por el estrecho corredor que separa ambos edificios de los encuentros, conocidos como T2 y T3, en la Joint Security Area (Jsa).

Moon lo esperó sonriente en el cordón de cemento que señala la frontera. Los dos posaron para los fotógrafos en un hecho histórico. Kim se convirtió en el primer miembro de su familia, en el poder desde hace casi 70 años, en pisar territorio surcoreano.

Al término de la reunión, ambos gobernantes acordaron además que Moon Jae-in visitará a Kim Jong-un en Pyongyang en el otoño boreal.

La declaración establece que habrá encuentros regulares, ya sea a través de reuniones o llamados telefónicos.

Además ambos gobernantes plantaron un pino al sur de la frontera de Panmunjom, como símbolo de mejores auspicios en la península.

En una roca se observa una placa donde se lee sus nombres y la frase "aquí plantamos paz y prosperidad".

El árbol, germinado en 1953, al término de la guerra de Corea, recibió tierra del monte Halla en la isla de Jeju y del monte Paektu, los más puntos más al sur y al norte de la península coreana y agua de los ríos Han de Seúl y Taedong de Pyongyang. En tanto Kim Jong-un dijo que no le arruinará más el sueño a su par surcoreana a causa del lanzamiento de misiles balísticos. Así lo refirió Yoon Young-chan, portavoz de la Oficina presidencial de Seúl.

"No interrumpiré más el sueño al alba", afirmó Kim. (ANSA).