.

Lunes Septiembre 26, 2016 07:49.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

En la Provincia, 1.000 efectivos de la Local tienen patologías psiquiátricas

Lo concluyó una auditoría del Ministerio de Seguridad bonaerense

Cerca de 1.000 efectivos de la Policía Local de toda la Provincia tiene algún grado de patología psiquiátrica, y uno de cada cuatro no está capacitado para cumplir con sus funciones. Así lo revela una auditoría interna solicitada por el gobierno de María Eugenia Vidal sobre los agentes de las nuevas fuerzas municipales.

Pero hay un dato más: de la evaluación realizada ya de 7.500 de los 16.000 que la anterior gestión provincial puso en funciones el año pasado, 2.000 están siendo reentrenados porque no estaban aptos en tiro y operatividad.

Para graficarlo, un funcionario del área de Seguridad bonaerense explicó: “Tenemos policías con graves problemas mentales. A la gran mayoría los sacaron a la calle y no dispararon un sólo tiro de práctica”.

La auditoría tuvo conclusiones alarmantes, porque de los 2.000 que están siendo reentrenados, casi la mitad reviste la categoría de “no recomendables”, y, según estiman, no continuarán en la fuerza.

Se trata, como se dijo, del informe preliminar del estudio, ya que la auditoría completa del estado de estos agentes estará concluída recién en diciembre.

Según pudo saberse, en el ministerio de Seguridad piensan que quienes no estén en condiciones de ser policías tendrán otro destino a determinar pero dejarán de ser uniformados armados. En ese caso, le dejarían el cupo para el ingreso de nuevos efectivos.

Serias falencias

La auditoría encomendada por Vidal incluye un examen que evalúa las capacidades para el manejo del arma reglmaentaria, los conceptos teóricos relacionados con al seguridad, exámenes psicológicos y estudios socioambientales.

Pero, según evalúan en este incipiente avance del relevamiento, los resultados ponen de manifiesto una serie de falencias en la selección. Para citar ejemplos, se describió que en el informe socioambiental, algunos de los efectivos convivían con familiares con antecedentes penales, y hasta -afirmaron fuentes de la Gobernación- “algunos hechos delictivos se han cometido con armas reglamentarias”.

El ministro Cristian Ritondo ya había objetado ante la prensa hace un mes la formación de esta fuerza al advertir que “muchos de ellos no tiraron un solo tiro”.

Por eso, el plazo de formación, que el año pasado era de seis meses, ahora se extendió a nueve, con una impronta asemejable a la implementada en la formación de la Policía Metropolitana.

A pesar de las críticas, la gobernadora Vidal ratificó que las fuerzas locales son “el camino para combatir el delito”, por lo que confirmó por el momento que la fuerza de proximidad creada por su antecesor Daniel Scioli continuará en funciones pese a las falencias detectadas para modificar.

Si bien el cupo de policías locales asignado por la Provincia para nuestra ciudad es de 1.013 efectivos, por licencias causadas por distintas razones hay activos sólo 820.

Así lo había explicado hace un mes el secretario de Seguridad municipal, Daniel Piqué. El funcionario había advertido tiempo antes sobre la posibilidad de ampliar el cupo de agentes para nuestra ciudad en 250, pero, frente a las falencias halladas en medio de esta auditoría, esa decisión se frenó.

Según cálculos elaborados desde la propia secretaría de Seguridad local, además de los 820 policías locales, prestan funciones en nuestra ciudad un total de 1.500 agentes bonaerenses, repartidos en distintos turnos y en funciones en las comisarías y el Comando de Patrullas.

Si se tiene en cuenta el cálculo de un policía cada mil habitantes evalúan algunos - da como resultado un número medianamente acorde, para los 600.000 habitantes de La Plata.

En la Comuna señalan que si bien “nunca la cantidad de policías es suficiente”, la problemática central está en la escasa cantidad de móviles en circulación, por lo que la compra y reparación es una de la cuestón más urgente en materia de seguridad. (El Día)