Jueves Julio 6, 2017 06:24.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Estatales: por la inflación, vuelve a activarse la cláusula gatillo

El aumento del 4,5% del segundo trimestre será superado por el costo de vida. Ajuste automático

Si las estimaciones de la mayoría de las consultoras privadas se terminan confirmando con los datos del INDEC que difundirá la semana que viene, por segundo trimestre consecutivo volverá a dispararse la cláusula gatillo establecida por el gobierno de María Eugenia Vidal con los gremios de trabajadores estatales.

La Provincia acordó con los sindicatos un aumento salarial del 18% en cuatro cuotas del 4,5% cada una. Pero además, estableció una cláusula de actualización automática para el caso de que en cada uno de los trimestres la inflación superara ese porcentaje. Y esto es lo que finalmente ocurrirá al concluir el segundo trimestre del año.

En el período enero-marzo, la inflación acumulada fue del 6,3%, mientras que los empleados estatales, policías y penitenciarios recibieron un 4,5%. De esta forma, quedó una diferencia “a favor” de los trabajadores de un 1,8% que fue abonada por la Provincia junto con el 4,5% correspondiente a la cuota del segundo trimestre.

Una situación similar está prácticamente confirmada para el segundo trimestre. Es que, en efecto, en abril la inflación fue del 2,6%, en mayo trepó al 1,3% y en junio, si bien no se difundió el registro oficial, la mayoría de las consultoras ubican el alza del costo de vida en un 1,3%.

De esta manera, el acumulado del trimestre sería del 5,2%, con lo que al 4,5% pactado habrá que agregarle un 0,7% más. Esa diferencia, más el 4,5% correspondiente al tercer trimestre, será precibido por los estatales bonaerenses con los sueldos de este mes que se cobran los primeros días de agosto.

Vidal acordó este mecanismo paritario con los gremios estatales de la ley 10.430. A fines de diciembre, la mayoría de los sindicatos aceptó un aumento salarial para todo 2017 que se pagará en cuatro cuotas de 4,5% cada una en enero, abril, julio y octubre.

Los gremios que firmaron el acuerdo -UPCN y los nucleados en Fegeppba como Salud, AERI y APOC, entre otros-, se aseguraron que la actualización sea automática, es decir, no habrá necesidad de llamar a paritarias para volver a negociar con el Ejecutivo. Así, la diferencia que resulte entre el 4,5% y la inflación, se abonará en forma directa.

Aunque con algunas variantes, una cláusula de actualización por inflación también incluyó Vidal en el reciente cierre salarial con los gremios docentes.

Idéntico esquema la Provincia pretende aplicar para las paritarias que aún no cerraron con los judiciales y los médicos de los hospitales públicos.

Para el caso de los estatales, si se cumplen las proyecciones privadas, habrá nuevas actualizaciones en el segundo semestre. Es que la mayoría de las consultoras estiman que la inflación del año terminará alrededor del 22%.

Si esa estimación se cumple, en el segundo semestre el alza del costo de vida rondará el 11%, con lo que volverá a dispararse la cláusula gatillo diseñada, justamente, para que los salarios acompañen a la inflación. (El Día)