.

Viernes Mayo 12, 2017 07:22.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

El jefe de la Policía fue acusado de supuestos apremios y estuvo dos años en disponibilidad

Fabián Perroni por ese entonces era oficial inspector e investigaba a una banda dedicada a los asaltos en carnicerías

Corría el año 1992 cuando el hoy comisario general y, virtual jefe de la Policía bonaerense, Fabián Perroni, era oficial inspector y fue convocado a colaborar en la comisaría novena de La Plata, para investigar a una banda que asaltaba carnicerías.

Por aquél entonces hubo un allanamiento en busca de uno de los sospechosos, pero sólo encontraron a un amigo, a quien de todas formas se llevaron a la seccional, donde, según una denuncia, lo habrían sometido a supuestos malos tratos y tormentos físicos para que “cantara y delatara al compañero”.

Por ese caso, cinco años después, cuando prestaba servicios en una sede ministerial, Perroni fue detenido por orden del juez Ernesto Domenech, que también dispuso el arresto del oficial Walter Rubén Abrigo, posteriormente involucrado en otro resonante caso: el de la desaparición y asesinato del estudiante de periodismo Miguel Bru en 1993, por el que fue condenado a prisión perpetua.

Abrigo, cabe recordar, nunca contó lo que sabía y se llevó todos esos secreto a la tumba, ya que murió en la cárcel.

Respecto de la situación de Perroni, los voceros indicaron que “siempre estuvo a disposición de la Justicia y, cuando se realizaron las ruedas de reconocimiento, no fue identificado”.

Por eso “lo sobreseyeron judicialmente y en lo administrativo, si bien pasó dos años en disponibilidad preventiva, quedó exento de sanción disciplinaria y fue reincorporado otra vez a la fuerza”, agregaron.

Por ahora se sabe que Perroni asumirá en el máximo cargo de la Policía bonaerense, aunque no la fecha exacta en que lo haría.

Los informantes sólo dejaron trascender “en los próximos días”, lo que dio lugar a todo tipo de conjeturas y especulaciones sobre la firmeza de esa designación.

Sí en cambio está confirmado que hoy se hace la ceremonia para despedir al jefe saliente, el comisario general Pablo Bressi, que presentó la renuncia en medio de una fuerte polémica por los reiterados episodios de corrupción dentro de la institución, como lo fue el escándalo que terminó con la detención del titular de las Plantas Verificadoras de Automotores, el comisario mayor Alberto “Máquina” Miranda (ver aparte).

En realidad, por lo bajo, muchos reconocieron que Bressi fue desplazado por la gobernadora María Eugenia Vidal. “Ya no tenía más crédito”, aseguraron.

FOJA DE SERVICIO

Perroni ingresó a la institución policial en el año 1979 como liceísta, donde cursó los estudios secundarios hasta 1983.

El 7 de marzo del 1984 comenzó la escuela Juan Vucetich donde se entrenó y capacitó para convertirse a fines de ese año en oficial ayudante.

Su primer destino como efectivo de la Policía fue en 1985 en la comisaría quinta de nuestra ciudad. También pasó por la primera, la novena y la décima.

En el año 2006, cuando los problemas generados por los presuntos apremios a un detenido habían quedado definitivamente atrás, se hizo cargo de la comisaría cuarta de Lomas de Zamora y en octubre de 2009 quedó como Jefe de la Distrital de Lomas de Zamora Norte.

Al siguiente año fue designado al frente de la DDI de Mar del Plata.

El 14 de febrero del 2012 fue designado al frente de la Jefatura de la Departamental de esa ciudad balnearia, cargo que ocupó hasta junio de ese año.

Luego se hizo cargo de la Jefatura Departamental de Almirante Brown, hasta que en 2013 fue nombrado como titular de la Jefatura Departamental de San Isidro.

Entre el 2013 y 2015 transitó en la Departamental de Lanús y la Coordinación de Policía de Luján.

El 16 de diciembre de 2015 alcanzó la jerarquía de comisario general y asumió como subjefe de la Policía.

Ahora, con el desplazamiento de Bressi, Perroni, que también estuvo a cargo del operativo Sol 2017, quedó a la cabeza de la cúpula policial. (El Día)