Jueves Agosto 9, 2018.- Argentina | Ciudad Autónoma de Buenos Aires

El dólar tocó su máximo en un mes: trepó 48 centavos a $ 28,71 por mayor incertidumbre global y local

Por una conjugación de factores internos u externos el tipo de cambio minorista saltó 47 centavos a $ 28,70, mientras qe el mayorista trepó 46 cventavos a $ 28,11. Contra los pronólstios de estabilidad, esta semana la divisa avenzó 82 centavos.

Desde ABC Mercado de Cambios, señalaron que “el alza del dólar se debió a factores tanto externos como internos, todas las divisas perdieron su valor respecto del dólar, el real se devaluaba más del 1%. Y los bonos en dólares continuaron su derrape con bajas en el entorno al 1,5%. El Tesoro en el día de ayer, para colocar Letes a 182 días, convalidó una tasa de 4,99% TNA. A principio de año el Gobierno colocaba deuda a cinco años al 4,625%, una muestra del poco apetito que muestra el mercado por la deuda argentina en este último tiempo”.

Por un lado, la dinámica en el MULC estuvo ligada a los movimiento en el mundo, donde el índice dólar subía 0,3% a 95,25 puntos, con particular repercusión en los mercados emergentes. En Brasil, la divisa estadounidense subía 1,2% y en México 1,1%. Las razones: los inversores consideran que las tensiones comerciales a escala global y los buenos datos económicos cosechados por EE.UU. seguirán fortaleciendo el dólar.

Por otro lado, la suba de tasas en el país norteamericano impulsó una suba del riesgo país (que mide el JP Morgan) en los países emergentes. Pero en Argentina, por la fuerte dependencia del financiamiento externo, el aumento fue mayor que en el resto: se disparó 3,8% a 633 puntos. Esto también potenció la salida de los inversores de sus posiciones en pesos para volcarse al dólar.

Pero los condimentos locales no se acaban allí: el sacudón político que generaron las últimas investigaciones por corrupción en el anterior y el actual gobierno, pero en particular el caso de “los cuadernos de Centeno” en el que están implicados importantes empresarios, también alimentaron las incertidumbres.

En ese escenario, el crecimiento de la demanda no pudo ser contenido por una alicaída oferta, que sintió la reducción a la mitad del monto de la subasta diaria del Tesoro (hoy se vendieron US$ 50 millones a un precio promedio de $28,025) y el afloje de las liquidaciones del agro con el fin de la cosecha de granos.

Ni siquiera alcanzan las muy elevadas tasas en pesos para atraer a los inversores que buscan refugiarse en la moneda estadounidense. Y así, volvieron a subir los rendimientos de las Lebac, que cerraron para la de 6 días al 49,79% y la de 104 días al 42,4%.

El volumen negociado en el segmento de contado fue de US$ 474,379 millones y en el de futuros del MAE se hicieron US$ 78,9 millones. En los futuros del Rofex, se operaron US$ 630 millones, de los cuales casi el 70% se pactó entre agosto y septiembre con precios finales a $28,81 y $29,70 respectivamente con tasas de 41,31% y 39,7% TNA. Los plazos mostraron subas promedio de más de 50 centavos, acompañando la suba de 0,46 centavos del spot. (El Economista)