Domingo Mayo 5, 2019.- Argentina

Elecciones 2019

Abril fue el momento en que la intención de voto del Gobierno se desplomó

 

Luego de que días atrás un trabajo de Isonomía -una de las firmas que históricamente trabajó para el PRO- revelara que Mauricio Macri estaría 9 puntos abajo de Cristina Kirchner en un hipotético balotaje, ahora la Casa Rosada hizo trascender un estudio de otra de las empresas que miden oficialmente para el Ejecutivo y que lo ubica al Presidente arriba de la ex mandataria. Cuatro puntos para la primera vuelta y dos para la segunda.

El objetivo del Gobierno es tratar de revertir la idea de una derrota en la presidencial. Según analistas, economistas y hasta el propio Macri, esos datos que ubican triunfante a Cristina influyeron para la última disparada del dólar y el riesgo país.

Sin duda la imagen de Mauricio Macri está muy golpeada y el diferencial entre la negativa (actualmente en 61%) y la positiva (en 30%) es de -31 puntos, una cifra considerable. A la hora de evaluar la gestión, el diferencial es más grande aún: -41 puntos. El 67% desaprueba su gestión y apenas 26% la pondera positivamente, en una encuesta de Query  Argentina y M&R Asociados publicada por El Economista en su página web.

Detrás de eso está, muy centralmente, el deterioro en las expectativas económicas: el 70% dice que su economía personal está peor que antes y, por otro lado, 60% cree que va estar peor aún a futuro. Eso muestra que el balance es negativo y la capacidad oficial de “vender” expectativa es limitada. ¿Cuál será el eje de campaña de Cambiemos? El 44% cree que el responsable del presente es Macri y sus políticas. Ya lo planteó Eduardo Levy Yeyati en El Economista: “El fracaso del presente le resta credibilidad al Gobierno en sus propuestas”.

En una primera vuelta amplia (es decir, con Roberto Lavagna y Sergio Massa en cancha), Cristina obtendría 31,2% de los votos y Macri llegaría segundo con 25,4%. Asimismo, Lavagna obtendría 13,1%, tres puntos más que Massa: 10,1%. Todavía, el escenario sigue polarizado.

A la vez, en un muy posible balotaje, Cristina obtendría 37,9% de los votos y Macri, 30,5%. El dato saliente es que 30,5% dice no saber a quién votar entre ellos, una cifra altísima y decisiva.

A la vez, en un muy posible balotaje, Cristina obtendría 37,9% de los votos y Macri, 30,5%. El dato saliente es que 30,5% dice no saber a quién votar entre ellos, una cifra altísima y decisiva.

Asimismo, un trabajo de Real Time Data (RTD), la consultora que dirige Nicolás Solari, asigna una probabilidad del 38% a la reelección del Presidente. “Las chances de Macri están fuertemente condicionadas por el hecho de que el Presidente aparece segundo en las preferencias electorales de los argentinos de cara a la elección presidencial. También juega en contra del oficialismo la persistente inflación y la inestabilidad cambiaria”, dice el reporte de Solari, quien realizó un ejercicio de proyección de escenarios con datos de la encuesta, pero también variables contextuales, como dólar e inflación. “Pese a ello, el Presidente cosecha entre los indecisos un mejor ratio electoral que Cristina Kirchner, lo que fortalece -en nuestro modelo- las probabilidades de Cambiemos”, dice Solari

El plan V del macrismo: Eugenia Vidal

Desde hace meses, en el oficialismo se habla del Plan V, la alternativa de que Mauricio Macri ante la caída resigne su candidatura y la postulante sea María Eugenia Vidal. No hay unanimidad entre los consultores sobre esa cuestión. Federico Aurelio piensa que Cambiemos no debe cerrarse sino mirar con los ojos abiertos. “Considero que el oficialismo, dado el deterioro que tiene en su posicionamiento y al no tener certeza de que haya una recuperación previa a las elecciones de la economía, debe estudiar las distintas estrategias electorales que le permita tener un panorama claro de qué manera es más competitivo el espacio político que hoy lidera Macri, pero que tiene otros dirigentes posicionados nacionalmente como Vidal y Rodríguez Larreta”. En otras palabras, Aurelio sugiere que no debe descartarse de plano el Plan V.

Caída la posibilidad del desdoblamiento cuyas causas se mantienen bajo siete llaves más allá de las expresadas públicamente en su oportunidad, ha comenzado a escucharse otra alternativa que le permitiría a Vidal no tener que apelar al corte de boleta tan alto para equilibrar la diferencia que ella tiene sobre Macri en la provincia de Buenos Aires. Ello sería impulsar que en territorio bonaerense se vote con boleta única.

¿Qué significa la boleta única?

Una simplificación del voto en una misma papeleta todos los candidatos y los ciudadanos tendrían que marcar el postulante que prefieran. Fin de lista sábana. Al menos para los cargos provinciales si es que no se hace una reforma de la ley nacional.

¿Se puede? preguntó este medio. La respuesta fue sí. ¿Requiere de acuerdo en la legislatura? La respuesta fue “por decreto podría salir”. En cualquiera de los casos, en el entorno de Vidal no se resignan al riesgo de ir a un comicio donde Macri puede perder en la primera vuelta pero quedaría con chances en el balotaje mientras que un arrastre de ello le otorgaría dolores de cabeza a Vidal para sostener el territorio. Mucho más sabiendo que ella es más valorada que él. Cuestiones de arquitectura electoral, tan importantes como ir a contar los votos. O las misma obras públicas que se intensificarán en el conurbano con el objetivo de levantar la imagen del presidente ante la falta de noticias económicas para 
dar.

Sergio Massa dejó en claro el martes que va a la PASO de Alternativa Federal. De todas maneras, no cierra ningún canal de negociación con quienes han sido uno de sus pilares de creación del Frente Renovador: Los intendentes. Sobre todo los peronistas que hoy tributan a Cristina Kirchner. Por eso, 24 horas después de la presentación de los 10 compromisos para la Argentinas, se reunió en Escobar con jefes comunales. Allí gobierna Ariel Sujarchuk. A esta altura, muchos lo comparan con el rol del gobernador Sergio Uñac. Es decir un articulador para acercar a todas las partes del justicialismo. La semana pasada lo recibió a Marcelo Tinelli, ahora a Massa. Demasiados gestos para que pasen 
desapercibidos.

Por otro lado, Ricardo Rouvier, en cambio, dice que “nunca vi otro plan que el A, o sea la ratificación de la dirección del PRO en Cambiemos sobre el trípode Macri, Vidal y Larreta. La posibilidad de un cambio del plan solo sería posible en caso de una crisis de gobernabilidad. Por supuesto que la situación es riesgosa como nunca antes respecto a lograr la reelección, pero se ha dispuesto competir al todo o nada con esta propuesta. Por otra parte la hipótesis de Vidal candidata tenía como efecto negativo que el reemplazo de Macri era asumir frente a la opinión pública una derrota anticipada y además dejar sin cobertura el principal territorio, la Provincia de Buenos Aires. Porque Vidal es la candidata más apta para enfrentar al peronismo en un distrito heterogéneo que concentra en su conurbano un caudal de votos que incide a nivel nacional y que hoy es un conglomerado que expresa la fuerte crisis social que azota a sus habitantes. Pero, de acuerdo a lo que señalan las mediciones, parece inevitable que la gobernadora recurra al corte de boleta para contrarrestar la tracción negativa que produce Macri en la lista de Cambiemos. Cosa que también padecerán los candidatos a intendentes de esta fuerza en buena parte del territorio”. Rouvier considera que la suerte está echada y que no existe posibilidad de otra candidatura presidencial que no sea la de Macri.

Cristina Kirchner se impone a Macri en la provincia de Buenos Aires y pone en riesgo la relección de Vidal

El objetivo del relevamiento fue medir las percepciones y actitudes de la ciudadanía bonaerense hacia las elecciones 2019. En función de la cantidad de casos de la muestra el estudio también arroja resultados estadísticamente significativos en cada una de las ocho secciones electorales de la provincia.

En cuanto a los resultados, la mirada de la ciudadanía hacia el Gobierno Nacional es mayormente crítica. 63,9% de los bonaerenses evalúa negativamente su gestión. Un 60,5% tiene una mala imagen del presidente. Más aún, 85,5% opina que la presidencia de Mauricio Macri no cumplió con sus promesas de campaña.

En paralelo a la mayoritaria valoración negativa hacia el ejecutivo nacional, el estudio detectó un fortalecimiento de la eventual candidatura presidencial de Cristina Fernández de Kirchner. En todos los escenarios e hipótesis indagadas la ex presidenta aventaja a Mauricio Macri por al menos 7 puntos.

En la primera de las hipótesis indagadas, Cristina Kirchner alcanza una intención de voto de 36,7%, seguida por Mauricio Macri con 29,4%, Sergio Massa con 6,7%, Juan Manuel Urtubey con 2,9% y Nicolás Del Caño con 2,0% mientras que un 6,9% declara que votaría en blanco y un 15,4% permanece indeciso.

En otra de las hipótesis relevadas Cristina Kirchner obtiene una intención de voto de 39,9%, Mauricio Macri un 28,7%, Roberto Lavagna un 7,2% y Nicolás Del Caño un 2,2% mientras que un 9,8% declara que votaría en blanco y un 12,2% permanece indeciso.

Este comportamiento electoral detectado en el electorado bonaerense pone en riesgo a la reelección de María Eugenia Vidal. Si bien en todas las hipótesis dónde se pregunta únicamente por la competencia a gobernador la actual gobernadora se impone ante cualquiera de los candidatos de Unidad Ciudadana (37,5% a 31,9% a Axel Kicillof, 36,7% a 22,8% a Martín Insaurralde y 37,4% a 22,9% a Verónica Magario), el efecto de la lista completa deteriora significativamente su desempeño electoral.

En tal sentido cuando se consulta a los bonaerenses el voto a una lista para presidente y gobernador un 38,9% manifiesta que votaría por la dupla Cristina Kirchner/Axel Kicllof, un 32,2% por Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, un 5,9% a Sergio Massa y Jorge D´Onofrío, un 1,6% a Nicolás del Caño y Néstor Pitrola mientras que un 7,8% declara que votaría en blanco y un 13,6% permanece indeciso.

El estudio también indaga en los resultados electorales en cada una de las secciones de la Provincia. En tal sentido la encuesta descubrió que la performance de Cristina Fernández de Kirchner esta desigualmente distribuida en términos territoriales. La ex presidenta recoge amplios apoyos en las secciones electorales con anclaje en el Conurbano Bonaerense. En la primera sección electoral, que agrupa principalmente a localidades del noroeste del Gran Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner oscila entre 38 a 43 
puntos de intención de voto.

En la tercera sección, que agrupa mayormente a localidades del sur del conurbano, oscila en una intención de voto entre 43 a 46 puntos. De forma contraria, en las secciones electorales del interior provincial el acompañamiento hacia Cambiemos aun es fuerte. Mauricio Macri se impone en las secciones segunda, cuarta quinta, sexta, la séptima y la octava. (Página 12/Diario 26/El Economista/Infoplatense)