.
       
.

Miércoles Julio 5, 2017 18:46.- Argentina, Buenos Aires, Glew

El caso de Ayelén Roldán: sexo, muerte y pueblada en Glew

Tenía 19 años, estaba embarazada y fue encontrada asesinada. Era niñera y cuidaba los chicos de una pareja que había salido para un encuentro sexual con otra persona. Los vecinos se indignaron al saber que no hay detenidos y atacaron la comisaría.

El caso de una niñera de 19 años, que estaba embarazada de cinco meses, y fue hallada estrangulada en el comedor de una vivienda de la localidad bonaerense de Glew, llevó este miércoles al ataque contra la comisaría de la ciudad.

La mujer había sido encontrada en la casa donde cuidaba a los cinco hijos de una pareja, y la policía procura determinar si se trató de un robo o si el crimen se produjo durante una fiesta sexual, informaron fuentes judiciales y policiales.

Los informantes identificaron a la víctima como Ayelén Roldán, quien fue hallada muerta a las 5 de la madrugada del martes en una casa de la calle Fleming 3550, cerca del cruce con Francisco Beiró, de Glew, por la pareja que la había contratado para cuidar a sus cinco hijos.

Según agrega la agencia Télam, citando fuentes policiales, la pareja había asistido a un encuentro sexual fuera de la vivienda.
La pareja declaró que se retiró de su hogar a las 20 del lunes con intenciones de encontrarse con una tercera persona para realizar un trío sexual y cuando regresaron a la casa, ya de madrugada, encontraron a la niñera estrangulada.

Si bien esa coartada de la pareja pudo corroborarse mediante otras declaraciones, los voceros admitieron que aún quedan puntos por determinarse.

Es que, según dichos de testigos y allegados a Roldán, ésta solía mantener relaciones sexuales grupales e, insluso se investiga la hipótesis de que las haya mantenido esa misma noche con la pareja que la empleaba, dijeron voceros policiales.

No hay detenidos

En el marco de la causa, la Justicia había dispuesto que fuera demorado el novio de la víctima, identificado por la policía como Ariel Valett, quien presentaba rasguños en un hombro y en la espalda, añadieron los informantes.

Pero este miércoles, quedó en libertad lo que provocó la ira de los vecinos, que quemaron autos y atacaron la comisaría de Glew.

Al momento del hallazgo, la chica estaba tirada en el piso del living, en medio de un gran desorden, mientras que los niños fueron hallados ilesos y no escucharon nada en el momento del asesinato, ya que sus padres, al momento de retirarse de su casa el lunes por la noche, les habían ordenado que se acostaran a dormir. (La Voz)