Viernes Diciembre 22, 2017 07:16.- Argetnina | Buenos Aires | Berisso

En Berisso, el PJ no votó la emergencia y peligra el pago de sueldos y aguinaldos

El arco opositor no prestó quórum e hizo caer la sesión en el Concejo Deliberante. El oficialismo había aceptado “suavizar” el proyecto

Por falta de quórum, el Concejo Deliberante de Berisso no votó ayer la ordenanza de emergencia económica ni la adhesión al pacto fiscal propuesto a las comunas por el gobierno bonaerense. Desde el oficialismo consideraron que se trató de una actitud “política, con fines destituyentes y con la clara intención de limar al intendente”, Jorge Nedela”. Pero además, desde el gobierno municipal de Cambiemos dejaron entrever que con la demora en aprobarse la adhesión al pacto fiscal y la emergencia económica peligran el pago de sueldos de diciembre y el medio aguinaldo.

“Va a ser muy difícil recibir ayuda en estas condiciones”, deslizó una fuente legislativa que criticó la actitud del peronismo berissense de retirar a sus concejales del recinto. “Van a tener que salir a explicarle a la gente lo que hicieron”, agregó

La oposición berissense, integrada por Unidad Ciudadana, el massismo y un unibloque anti K, objetó el contenido de la ordenanza de emergencia económica, social y administrativa enviada por el Ejecutivo junto con la adhesión al nuevo pacto fiscal y argumentó que sus ediles no habían tenido tiempo de discutir el proyecto.

“Te lo mandan un martes y pretenden que lo analices un miércoles y se lo apruebes un jueves. Es una falta de respeto”, dijo el concejal de Unidad Ciudadana Sebastián Mincarelli, uno de los que junto a Alejandro Paulenko llevaron la voz cantante en el rechazo del arco peronista a dar tratamiento a la iniciativa del gobierno municipal.

Pero además de ese frente opositor, el gremio de los trabajadores municipales también formuló objeciones sobre el contenido del expediente en lo que refiere a las medidas que el municipio podría tomar sobre la planta laboral, contratos, horarios, horas extras y reasignaciones de tareas.

“Nos dicen que en 1.600 empleados no hay ni un sólo barrendero pero a nosotros nunca nos hablaron de sentarnos a reasignar tareas”, comentó a este medio Claudio Iser, del gremio de municipales.

Tras una hora de idas y vueltas (la sesión había sido convocada para las 11 de la mañana), el oficialismo ofreció una alternativa que también fue desechada por el arco opositor: “suavizar” la ordenanza en la parte referida al personal municipal. Con esas modificaciones, el oficialismo intento calmar los ánimos y llevar tranquilidad al gremio donde la usina de rumores trabajaba a doble turno con versiones que iban desde un achique “feroz” de personal hasta una serie de medidas para recortar horas extras.

La presidenta del cuerpo, la radical Ana Lara, intentó explicar la situación a un grupo de dirigentes del sindicato que la abordaron con esas inquietudes.

“Necesitamos tener aprobada la ordenanza de impacto fiscal para que se puedan abrir algunas cuentas económicas”, sentenció Lara.

En ese punto, Lara encendió una luz de alerta en el tablero político berissense al admitir que si no se vota la emergencia económica podría peligrar el pago de sueldos de diciembre y los aguinaldos.

Con todo, anoche se especulaba con la posibilidad de alcanzar un acuerdo para convocar a una sesión para hoy y avanzar con el tratamiento del temario,

Una fuente municipal sostuvo que “la realidad es que antes de fin de año hay que reunir algo más de $40 millones y no tenemos ni la mitad. La verdad es que estamos rascando todas las ollas y contando las monedas”, aseguró el informante.

Como se informó, en oportunidad del pago de los salarios de noviembre la comuna berissense no pudo cumplir en tiempo lo que generó la reacción del gremio de los municipales que decretó un paro. (El Día)

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 



 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 


 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 



 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 


 


 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

río