Miércoles Febrero 14, 2018 10:00.- Internacional | EE. UU. | Hawái

Un avión de pasajeros de United Airlines pierde parte del motor en pleno vuelo

Un Boeing 777 de la compañía aérea estadounidense United Airlines realizó un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Honolulu (Hawái) después de que una parte de la cubierta de uno de los motores de la aeronave se desprendiera en pleno vuelo.

Algunos de los pasajeros del avión —que volaba de San Francisco a Hawái— han compartido en las redes sociales escalofriantes imágenes del incidente.

El Boeing 777 cuenta con dos motores, de modo que es capaz de volar con un solo motor durante tres horas en caso de emergencia.

"Ha sido el viaje más aterrador de mi vida". A través de las redes sociales, varias han sido las personas que han contado su experiencia este martes a bordo del vuelo UA1175 de United Airlines. Un vuelo que conectaba las ciudades de San Francisco y Hawái que tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto de Honolulu por culpa de un motor que comenzó a desintegrarse en pleno vuelo.

Tal y como recoge The New York Times, el motor del Boeing 777 comenzó a perder parte del carenado del motor (la cubierta) tras un fuerte estallido. Una explosión, que se produjo aproximadamente 35 minutos antes de que el vuelo llegara a Honolulu, que prosiguió con fuertes turbulencias en el avión.

Mientras tanto, los pasajeros que se encontraban dentro del avión contemplaban con incredulidad cómo el segundo motor del avión iba perdiendo varios trozos de metal mientras se aproximaba a su destino, tal y como cuenta una de las pasajeras: "Había pedazos de metal volando sobre el océano. También pude ver cómo se desprendían las tuercas y los tornillos del carenado."

Tras el estallido, muchas fueron las personas que se acercaron a la altura del motor dañado para ver qué era lo que estaba sucediendo. Debido a ello, los auxiliares del vuelo pidieron a los pasajeros que volvieran a los asientos y que se abrocharan sus cinturones tras el aumento de las turbulencias. Una de las pasajeras aseguró que fue la sacudida más intensa que nunca había experimentado: "Parecía que viajábamos en una montaña rusa que salía de las vías".

No hubo que lamentar heridos

A través de un comunicado, United Airlines explicaba que el vuelo 1175 aterrizaba de forma segura a las 12.38 horas: "El vuelo de United 1175 que viajaba a Honolulu desde San Francisco aterrizó de forma segura después de que los pilotos pidieron un aterrizaje de emergencia debido a un problema con el motor n. ° 2. Nuestros pilotos siguieron todos los protocolos necesarios para aterrizar con seguridad el avión."

Tras aterrizar en Hawái, tanto los bomberos como los equipos de rescate acudieron a la pista para comprobar que todos los pasajeros estaban bien. Por suerte, los viajeros pudieron bajar del avión por su propio pie. Por lo tanto, y a pesar de lo aparatoso del vuelo, no hubo que lamentar heridos.