Sábado Enero 19, 2019.- América Latina | Colombia

Duque replica con dureza a La Habana

El presidente colombiano, Iván Duque, puso hoy el listón de las relaciones con Cuba unos escalones más abajo, luego de urgir a ese país para que entregue a los 10 negociadores del ELN, a quienes ayer les retiró el estatus político.

 

En respuesta al ataque con coche-bomba contra la principal academia policial atribuido a ese grupo rebelde, Duque reactivó las órdenes de arresto, incluidas las internacionales, contra el equipo negociador afincado en La Habana y le pidió a ese gobierno su entrega inmediata.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, respondió que su nación "actuará en estricto respeto a los Protocolos del Diálogo de Paz firmados entre el Gobierno y el ELN, incluido el Protocolo en Caso de Ruptura de la Negociación".

Y agregó que ese pedido "está en consulta con las Partes y otros Garantes", escribió el jefe de la diplomacia cubana en Twitter.

Duque contestó hoy el mensaje de Rodríguez con dos anuncios hasta ahora inéditos: que su gobierno no rompió ninguna negociación con el ELN, porque nunca se sentó a hablar con ese grupo, y que el "acto criminal" que se les atribuye no "amerita ningún protocolo" que se haya pactado con "otro gobierno" en alusión a su antecesor.

"Los que se presentó fue un acto criminal, violador de los derechos humanos y ningún acto de esa naturaleza amerita ningún protocolo que evite que se haga justicia. Por eso le pedimos a ese gobierno que entregue a esos criminales para que se haga justicia", precisó el mandatario colombiano.

El ahora desconocimiento de Bogotá respecto de las negociaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN) abre varios interrogantes y convierte un asunto interno en un tema que ya involucra a otra nación. (ANSA).