Sábado Febrero 2, 2019.- Noticias del mundo

Diez mil médicos en fuga en Italia

Dejaron el país para trabajar en el extranjero

Más de 10 mil médicos dejaron Italia entre 2005 y 2015 para trabajar en el extranjero, lo que provoca un daño económico para el país ya que su formación le cuesta al Estado 150 mil euros por cada profesional. En el mismo período también emigraron ocho mil enfermeros. Así lo indican la Comisión Europea, el Reporte Eurispes-Enpam y Consulcesi Group.

 

De acuerdo a las fuentes, cada año 1.500 egresados de la carrera de medicina abandonan la Península para estudiar postgrados en el exterior.

La "fuga" de médicos se da entre aquellos que tienen entre 28 y 39 años y la región que más sufre el fenómeno es Véneto, noreste del país. La meta principal es Gran Bretaña (33%), seguida por Suiza (26%). Los profesionales que emigran son en general ortopedistas, pediatras, ginecólogos y anestesistas. ¿Cuál es la razón de este éxodo que pone en riesgo el servicio en materia de Salud? Según el presidente de Consulcesi, Massimo Tortorella, quien en sociedad con la Italian Medical Society of Great Britain contribuye a la formación de médicos en el Reino Unido, allí "el acceso a la profesión es en base a la meritocracia, las perspectivas profesionales son mejores y las retribuciones mucho más altas". "Italia se compromete en la formación de excelentes profesionales sanitarios, gasta ingentes sumas de dinero y luego regala este patrimonio a los otros", comentó. En tanto, entre los médicos en fuga, los que se jubilan y los aspirantes que logran ingresar a la universidad a causa del cupo restringido, el servicio de Salud italiano está en un serio riesgo.

Un estudio del sindicato de la dirigencia médica y sanitaria italiana, Anaao Assomed, lanzó una vez más la alarma en el último reporte publicado el 7 de enero pasado.

Según el informe, dentro de seis años, en 2025, recibir tratamiento en un hospital será aún más difícil que en la actualidad: contando a los médicos de emergencias, pediatras, clínicos, ortopedistas y psiquiatras que se marchan faltarán 16.500 especialistas. (ANSA).