.
       
.

Miércoles Abril 19, 2017 18:31.- Interancional, Venezuela

Dos muertos en la gran marcha opositora en Venezuela

Cientos de miles de venezolanos se atrevieron este miércoles a protestar en las principales ciudades del país pese a la represión y el amedrentamiento desplegados, una vez más, por la revolución. Lo hicieron a pecho descubierto, sin que los llamamientos previos enviados al gobierno de Nicolás Maduro por la OEA, la Unión Europea, Naciones Unidas y 11 países del continente sirvieran para nada.

Dos personas, un chico de 17 años y una chica de 24, murieron de sendos disparos durante las protestas.

Caracas, sobre todo, se convirtió nuevamente en una brutal batalla campal, en la que policías y militares bombardearon las protestas pacíficas con gases lacrimógenos y perdigones. Sólo los más enfadados respondieron armándose de trozos de cemento, arrancados del pavimento, que lanzaron contra los fuerzas de seguridad. También se produjeron enfrentamientos en San Cristóbal, Maracaibo, Barinas y el estado de Falcón.Al reclamo internacional se unió, por segunda vez y de nuevo por sorpresa, la fiscal general del Estado, Luisa Ortega, quien exhortó a "garantizar" el derecho a la manifestación pacífica. "Es un derecho constitucional convocar manifestaciones pacíficas y estas no deben poner en riesgo la integridad de los manifestantes ni de terceros, ni la estabilidad institucional", puntualizó en su comunicado el Ministerio Público.

Es la segunda vez que la fiscal, uno de los poderes de la revolución, se sale de los "lineamientos revolucionarios" marcados por Nicolás Maduro. Ortega se rebeló contra las sentencias 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia, que arrebataban las funciones y poderes a la Asamblea Nacional en beneficio del propio tribunal y del presidente. Advertencias de unos y otros que no sirvieron para salvar la vida de Carlos José Moreno (17 años), quien recibió un balazo en la cabeza en el barrio capitalino de San Bernardino al comienzo de una de las marchas.

"Llegaron unos colectivos y dispararon, la gente respondió con piedras. Luego dos desconocidos vestidos de rojo que circulaban en una moto dispararon y le dieron a un chico. Le vi un orificio en la nuca y otro en la frente, un charco de sangre", detalló un testigo que prefirió no revelar su identidad.

Trasladado de urgencia a una clínica, murió en la mesa de operaciones. Su familia confirmó más tarde que el chaval iba a jugar al fútbol y se cruzó con la marcha. Y con la muerte. Al igual que Paola Ramírez, una joven de 24 años en San Cristóbal (Tachira), junto a la frontera colombiana. La mujer recibió un disparo mientras participaba en una de las protestas.

El Ministerio público informó además de dos heridos: una mujer a la que le impactó un "objeto contundente en la cabeza" y un hombre que recibió varios perdigones.Organismos de derechos humanos acusaron de inmediato a los famosos colectivos revolucionarios, una mezcla de radicales chavistas y paramilitares, que en las protestas de este mes ya se habían cobrado dos vidas. Hasta el momento son siete los muertos en el marco de las protestas. (El Mundo)