.
       
.

Domingo Noviembre 20, 2016 07:35.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Crece el malestar en el campo y reclaman que le bajen impuestos

Apuntan a la Transmisión de Bienes y al Inmobiliario Complementario

“Estamos decepcionados”. Así definen desde la dirigencia de las entidades del agro el estado de la relación del sector con el gobierno de María Eugenia Vidal a menos de un año de la llegada de Cambiemos al poder en la Provincia. Nadie habla, claro, de posibles medidas de fuerza o protestas. Pero el malestar en las entidades rurales bonaerenses creció con fuerza en los últimos días, en torno a unas serie de medidas planteadas por el Ejecutivo en los proyectos de Presupuesto y Ley Impositiva 2017 que se debaten en la Legislatura.

La semana pasada, la dirigencia de la Carbap, que agrupa a las sociedades rurales de toda la Provincia, comenzó a golpear a las puertas de la Cámara de Diputados y el Senado, en medio de airados reclamos por la falta de diálogo e interlocutores con el gobierno bonaerense, un escenario del que excluyen al minisitro del área, Leonardo Sarquís, con quien dicen tener buena relación.

Contactos

Los dirigentes rurales fueron recibidos por el vicegobernador Daniel Salvador y por los bloques del oficialismo, el Frente Renovador, el peronismo e, incluso, el Frente para la Victoria. A todos los encuentros llevaron el mismo pliego de reclamos, que apuntan a distintos aspectos del proyecto de Ley Impositiva pero también reclamos que tienen que ver con la infraestructura y con la inseguridad en los campos de la Provincia.

Los planteos fueron elevados, el viernes pasado, por los diputados del massismo a funcionarios del ministerio de Economía que conduce Hernán Lacunza, en medio de las negociaciones por el tratamiento del Presupuesto y la Ley Fiscal.

El eje del reclamo rural se centra en un artículo específico del proyecto de Ley Impositiva, que dispone un revalúo del 38 por ciento de las tierras productivas de la Provincia. Según entienden en Carbap, el aumento se aplica “sobre la inflación de este año y no la proyectada para el próximo”. La principal preocupación de la entidad es porque el retoque en las valuaciones fiscales impacta fuertemente sobre el resto de los impuestos provinciales y también sobre los tributos nacionales (sobre todo Bienes Personales) y hasta las tasas locales.

Pero en el pliego de reclamos del campo también figuran la eliminación del beneficio que hoy gozan los productores del Sudoeste bonaerense afectados por la sequía, la quita del 70 por ciento del Inmobiliario, y que no fue contemplado en el proyecto de ley fiscal que envió Vidal a la Legislatura.

También los ruralistas piden la eliminación del Impuesto Rural Complementario, que grava con mayor impacto a las mejoras productivas de los campos, y el tributo a la Transmisión Gratuita de Bienes, a los que consideran como “impuestos que tenían una matriz ideológica y ningún impacto fiscal, pero que nos traen muchísimos problemas”. Es que ambos tributos fueron creados en 2012 por el ex gobernador Daniel Scioli en el marco de la crisis entre su administración y el gobierno de Cristina Kirchner.

“Hoy hay decepción con muchas medidas del gobierno de Vidal”, reconoce a EL DIA el titular de Carbap, Matías De Velazco. El dirigente asegura que el campo “no está pasando un buen momento”. “Los pueblos del interior están parados”, grafica.

“Cuando nos reunimos con representantes del gobierno nos dicen que tenemos que estar contentos pero nosotros vemos que medidas que se tomaron durante el gobierno de Scioli, como el Inmobiliario Complementario, siguen hoy en pie con el gobierno de Cambiemos”, se lamenta De Velazco. (El Día)