.
       
.

Jueves Mayo 24, 2018 08:53.- Internacional | Brasil

Al borde del desabastecimiento

Menos autobuses, largas filas para comprar gasolina

Luego de rechazar la "tregua" pedida por el presidente Michel Temer, los camioneros iniciaron hoy su cuarto día de paro que amenaza causar un caos en las capitales donde faltan combustible y alimentos.

Las alcaldías de San Pablo, Río de Janeiro y Belo Horizonte anunciaron que este jueves circularán menos autobuses por falta de combustible debido al bloqueo de las rutas que ayer ocurrió en al menos a 23 estados.

Las autoridades paulistanas informaron que este jueves sólo circulará el 60 por ciento de los ómnibus mientras el Aeropuerto de Congonhas, el más importante del país, informó que sólo hay kerosene de avión hasta el viernes.

En Río de Janeiro ayer se redujo en un 40 por ciento la flota de ómnibus que circuló por la ciudad y se estima que este jueves ese recorte llegará al 70 por ciento, según el diario carioca Extra.

Ante la gravedad de la crisis el presidente Michel Temer solicitó una "tregua" y Petrobras anunció la baja del 10 por ciento de los combustibles por 15 días.

José da Fonseca Lopes, titular de la Asociación Brasileña de Camioneros, rechazó levantar la huelga y dijo que la propuesta de Petrobras no soluciona los problemas del sector, dado que el diesel aumentó más del 50 por ciento desde julio.

En la mañana de este jueves había filas de automóviles de hasta 3 kilómetros en Brasilia para cargar gasolina, mientras algunos puestos remarcaban sus precios.

En Aguas Claras, en la región metropolitana brasiliense, un puesto elevó en más del 100 por ciento el precio de la gasolina que fue vendida a 9 reales (2,6 dólares) el litro. En Recife, capital del estado de Pernambuco, las autoridades cerraron un puesto de gasolina que la vendía a más de 8 reales (2,3 dólares).

La Justicia hizo lugar a un amparo solicitado por el gobierno y autorizó que la Policía Federal escolte camiones con kerosene hasta el Aeropuerto Internacional de Brasilia

Pese a ello esa base aérea continuaba con problemas y sólo autoriza el aterrizaje de aviones que no necesiten reabastecerse de combustible.

Mientras tanto los mercados de abasto mayorista de alimentos de San Pablo y Río de Janeiro anunciaron una caída en la entrega de frutas y verduras.

La Asociación Brasileña de Proteína Animal informó que hay problemas en el transporte de ganado en pie y aves vivas.

La Asociación Brasileña de la Industria de Aceites Vegetales, reportó la caída de las exportaciones de granos debido a los bloqueos en puertos, especialmente el de Santos, en San Pablo. (ANSA).