Miércoles Enero 23, 2019.- América Latina | Venezuela

Aumentan a ocho los muertos en las protestas contra Maduro en Venezuela

Movilizaciones en todo el país convocadas por la oposición llaman a no reconocer la legitimidad de su segundo mandato. Con respaldo internacional, el líder del Congreso opositor, Juan Guaidó, se autoproclamó el miércoles presidente encargado de Venezuela ante cientos de miles de simpatizantes demandando la salida del mandatario Nicolás Maduro, que denunció un golpe de Estado.

Venezuela, con las mayores reservas petroleras del mundo, sufre la primera hiperinflación de su historia en el marco de una severa crisis económica que ha provocado la huida de más de 3 millones de personas desde 2015, según datos de la ONU.

Al menos ocho personas han muerto en las protestas antigubernamentales ocurridas en las últimas horas en Venezuela, dijeron a Efe fuentes oficiales.

Una fuente del Ministerio Público venezolano informó a Efe que están investigando seis muertes ocurridas en las últimas horas en medio de las protestas antigubernamentales, en tanto que, según la gobernación del estado Táchira (oeste), se registraron otras dos.

La Fiscalía confirmó a Efe que dos personas perdieron la vida en el oeste de Caracas “en hechos que no involucran a funcionarios del orden público” y que ya se está investigando lo ocurrido.

Además, indicó la fuente, se están investigando las circunstancias de otras cuatro muertes registradas “en el marco de saqueos” que se registraron en el estado Bolívar (sur de Venezuela, en la frontera con Brasil).

Por su parte, la gobernadora del estado de Táchira, Laidy Gómez, indicó en Twitter que cinco personas recibieron disparos, y dos de ellas fallecieron.

Cientos de miles de venezolanos salieron hoy a las calles en todo el país para protestar contra Maduro, al que consideran un “usurpador” tras haber obtenido su reelección en unos comicios tildados de fraudulentos y no reconocidos por numerosos países.

En lo que va de semana, se han registrado manifestaciones esporádicas en Caracas. En barrios pobres muchos salieron a las calles a formar barricadas con basura y neumáticos incendiados. Esas protestas fueron reprimidas por cuerpos de seguridad

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, se proclamó hoy presidente “legítimo” interino del país, como parte de lo que llamó la lucha en contra de la que denominó “usurpación” de la Presidencia por parte de Nicolás Maduro, al que considera “ilegítimo”.

Venezuela vive una situación de incertidumbre política desde que el pasado 10 de enero Maduro volviera a tomar posesión de su cargo después de unas elecciones celebradas el pasado mayo y no reconocidas por la mayor parte de la comunidad internacional.

Por su parte el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo el miércoles que la oposición intenta dar un golpe de Estado al no reconocer a su gobierno.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llamó el miércoles a Maduro a renunciar y dijo que apoyará a Guaidó mientras establece un gobierno de transición y prepara elecciones. Además exhortó a los militares y las fuerzas de seguridad a apoyar la democracia.

“Ellos saben que en el marco de la Constitución no pueden hacer lo que están haciendo”, dijo Diosdado Cabello, el segundo hombre más poderoso del partido gobernante en la marcha oficialista. “No nos importa lo que diga el imperio, no nos importa lo que diga la Unión Europea”, afirmó.

Los gobiernos de México, además de los aliados Bolivia y Cuba, respaldaron a Maduro.

El mandatario agregó que “los lacayos” de Estados Unidos, o como denomina a sus adversarios políticos, pretenden sacarlo del poder e imponer a un “gobierno títere” encabezado por líderes opositores.

Poco después, el presidente estadounidense Donald Trump reconoció a Guaidó como encargado interino del gobierno y siguieron sus pasos Argentina, Perú, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala y Paraguay, entre otros. Canadá también planeaba reconocerlo, dijo un funcionario.

Desde el balcón del palacio presidencial, ante miles de seguidores, Maduro dijo que se quedará en su puesto y denunció un intento de desbancarlo orquestado por Estados Unidos, por lo que rompió relaciones diplomáticas y políticas con Washington.

“¿Podemos los venezolanos calarnos que desde Washington pretendan imponerle presidente a Venezuela? Es una gravísima insensatez del gobierno de Donald Trump contra Venezuela”, gritó Maduro y dio 72 horas para que el personal diplomático estadounidense abandone su país.

“No lo podemos aceptar, Venezuela es la patria de los gobernadores de América”, agregó.

Poco después, el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino, escribió en Twitter que las Fuerzas Armadas de Venezuela desconocen a un “presidente impuesto” y “autoproclamado al margen de la ley”.

Las Fuerzas Armadas “defienden nuestra Constitución”, agregó el alto oficial.

La Constitución establece que ante un vacío de poder presidencial -que es el argumento que esgrime la oposición venezolana- es el jefe del Parlamento quien asume el cargo.

La oposición y buena parte de la comunidad internacional no reconocen el triunfo de Maduro en las elecciones de mayo del año pasado por considerar que no dieron garantías democráticas para que pudieran presentarse sus rivales y desafiarlo.

El juramento de Guaidó, casado y con una hija pequeña, se produce en medio de un resurgimiento del liderazgo opositor y del regreso masivo de sus seguidores a la calle.

La manifestación opositora fue la primera movilización multitudinaria, tras las protestas antigubernamentales de 2017 que dejaron cientos de muertos y heridos.