.
         
.

Miércoles Noviembre 2, 201 05:17.- Argentina, Buenos Aires, La Plata

Ataques a colectivos en el Centro dejan a la Región sin transporte

Tras serios incidentes suspendieron todos los servicios. Anoche buscaban una solución contrarreloj

Dos docenas de colectivos encallados sobre el asfalto de las principales avenidas del centro, la mayor parte del servicio de autotransporte regional en suspenso por tiempo indeterminado, y una enorme confusión, eran al cierre de esta edición el saldo de un nuevo e inesperado giro en el conflicto que enfrenta a un grupo de choferes con los directivos de las líneas Este y 520.

Entrada la tarde, columnas desprendidas de una manifestación que tuvo lugar frente al palacio municipal de 12 entre 51 y 53 marcharon hacia plaza Italia, la Estación de Trenes y plaza San Martín, atacando y dejando fuera de combate todos los micros que encontraban a su paso, al punto de bloquear el tránsito en esquinas como la de 7 y 50; ante este panorama, el gremio que nuclea a los conductores, en sintonía con algunos empresarios del sector, decidió interrumpir los recorridos por “falta de garantías”·

Pasadas las 21 de ayer, las cuadrillas de asistencia mecánica de las líneas municipales y provinciales recorrían, munidas con compresores portátiles, tramos de las avenidas 7, 44 y diagonal 80, entre otras, para insuflar aire a los neumáticos a los que se habían extraído las válvulas. En algunos coches, las cicatrices del vandalismo encarnaron en espejos retrovisores arrancados, graffiti y cristales laminados hechos añicos.

Al mismo tiempo, funcionarios municipales entablaban con sindicalistas y empresarios gestiones contrarreloj para lograr una salida que no dejara a pie a miles de usuarios durante toda la jornada. Y los accesos más relevantes a la Ciudad eran ejes de desconcierto e indignación, con pasajeros varados en las paradas que se enteraban de las malas noticia vía mensajes de textos o publicaciones en redes sociales (ver aparte).

Peregrinando en la penumbra de la Avenida del Petróleo Argentino, prolongación de la avenida 60 hacia Berisso, decenas de personas caminaron de regreso a la ciudad ribereña ante la imposibilidad de abordar colectivos y la escasez de taxis.

“Hubo una manifestación en la Municipalidad, que suponíamos se iba a desarrollar por los carriles normales, pero a su término se desprendieron columnas que agredieron numerosos coches y obligaron a los pasajeros a descender” señaló Oscar Pedrosa, secretario general de la Unión Tranviarios Automotor local.

El titular de la UTA expresó que “mezclada con los trabajadores que protestaban había gente de líneas porteñas, del gremio Suteba y militantes políticos del Conurbano; tras llegar a plaza Italia, un grupo de violentos avanzó por 7 hacia 50 y otro hacia 1 y 44. Dada la gravedad de la situación, nos comunicamos con las empresas y de común acuerdo resolvimos suspender el servicio porque no están dadas las garantías mínimas como para prestarlo”.

“Retomaremos cuando alguien reasuma el control de la ciudad, que en estas condiciones es una ciudad virtualmente tomada” evaluó Pedrosa: “si bien existen antecedentes de ataques puntuales a determinadas empresas, no recuerdo en tiempos recientes este tipo de intentona que insólitamente busca generalizar un conflicto que no es general”.

“Los ataques fueron a todas las líneas, pero hubo mayor virulencia contra las que pertenecen al empresario cuestionado por los choferes en conflicto en la línea Este” advirtieron en la Comuna: “allí está nucleado el 75 por ciento del transporte local, por lo que el impacto es grande”. (El Día)